ES NOTICIA EN ABC

Freddie Highmore, («The Good Doctor»): «Shaun me ha mejorado como persona»

El actor que encarna a Shaun Murphy, un médico autista y con el síndrome de Savant con el que ha logrado batir récords, en su visita a España ha sido nombrado hijo adoptivo de un pueblo gallego

Shaun Murphy es «The Good Doctor»
Shaun Murphy es «The Good Doctor» - EFE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Pocos actores británicos pueden presumir de tener un perfecto español, pero Freddie Highmore es uno de ellos. El joven intérprete, que encarna al doctor Shaun Murphy en la exitosa serie «The Good Doctor», visita Madrid para presentar el último capítulo de la segunda temporada y hasta ha tenido tiempo de que un pueblo gallego, Zapateira, lo haya nombrado hijo adoptivo. La razón: durante su Erasmus en la capital se inventó que tenía una abuela de esta localidad para socializabilizar en un bar en la calle Fuencarral donde veía el fútbol.

«Quizás, en la próxima temporada haya un episodio grabado en España, en que Shaun se va de vacaciones con el doctor Glassman (Richard Schiff) y Lea (Paige Spara) y luego pasa algo», bromeó para expresar su estrecha relación con España. Licenciado en filología hispánica y con una gran fluidez del idioma, éste británico que se dio a conocer con «Descubriendo Nunca Jamás», comenzará a grabar en abril en zonas de la costa y en Madrid «Way Down», el nuevo thriller de Jaume Balagueró -director de REC-. El rodaje será en inglés, por lo que todavía tendrá que esperar para cumplir uno de sus sueños, que es hacerlo en castellano. Aunque mientras llegue ese momento, Highmore ha conocido al actor de doblaje David Robles, quien le pone voz a su personaje Shaun. Solo he visto alguna parte de un episodio con su voz, pero tengo ganas de escuchar uno entero». Y ante la hipotética situación de que lo hiciera él mismo, se excusa jovialmente, en que no le quiere quitar a Robles su trabajo. Sería imposible hacerlo porque él va trabajando a medida que nosotros vamos grabando episodios», argumenta.

La ficción producida por la cadena ABC, que ha batido récords en España y Estados Unidos, le ha valido a Highmore para crecer profesionalmente gracias a su nominación al Globo de Oro, y personalmente. «Shaun me ha mejorado como persona porque soy bastante cínico como todos los británicos y ahora lo soy menos», admite. Documentarse sobre el autismo y el síndrome de Savant para interpretarlo de la manera «más auténtica posible” ha hecho que vea la vida desde otra perspectiva. «Mi personaje ha creciendo a lo largo de las temporadas, pero ha tenido emociones desde el principio de la serie. A veces la gente piensa que aquellos que tienen autismo son faltos de cualquier emoción y no es así», matiza. Además, afirma de forma contundente que «Shaun no es un superhéroe, es un ser humano que va a cometer errores».

De hecho, es en este punto en el que la serie toma una especial seriedad para tratar de reflejar este trastorno: «Estamos contando una historia verdadera», reseña. En Europa, los estudios epidemiológicos apuntan que cada 100 nacimientos uno tiene TEA (Autism-Europe aisbl 2015).

«En la serie queremos contar historias que sean interesantes para las personas que nos siguen y tratamos temas importantes, pero lo que buscamos al ser un programa médico es explorar la humanidad y las emociones de las personas», sostiene. La trama, a pesar de girar en torno al TEA, también muestra situaciones médicas particulares y reales en cada emisión que el joven doctor suele resolver de forma brillante. «Cuantos más casos hago, más peligroso sería que fuese un médico de verdad, porque tengo un conocimiento médico acumulado falso y diría: ¡Qué fácil eso es cortar ahí y listo», dice entre risas.

Una línea argumental ya explorada por el guionista David Shore en el afamado «Doctor House», con el que creó un precedente en series sobre médicos, y quien a su vez repite en esta ficción. «No sentí ninguna presión por “House”, era una oportunidad fantástica para trabajar con Shore», explica Highmore que está satisfecho con su papel en «The Good Doctor». «Me encantaría continuar, lo que me gusta de la serie es la posibilidad que tengo de escribir, dirigir y de estar involucrado en muchos puestos». Él se encargó de crear el guión del primer capítulo de la segunda temporada.

La próxima semana, según el actor, comenzará a tomar forma el argumento de los siguientes episodios en los que el doctor volverá a ponerse la bata para ayudar a los pacientes del hospital. «No va a cambiar muchísimo de lo que hemos visto hasta ahora, Shaun va a seguir evolucionando como persona, médico y de cómo él afecta a la gente para cambiar su opinión», adelanta Highmore lo que se verá en otoño. Pero esta vez, no podrá estar tan presente en su elaboración por el rodaje de la película. Su agenda artística comienza a complicarse.