ES NOTICIA EN ABC

La Fiscalía rechaza que el cartel de la película de Netflix humille a las víctimas de ETA

Una asociación de guardias civiles denunció la promoción de la película «Fe de etarras»

Tráiler de la película «Fe de etarras» - Efe
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La Fiscalía de la Audiencia Nacional no aprecia delito en la promoción de la película de Netflix «Fe de etarras», cuyo cartel publicitario indignó a las víctimas del terrorismo de ETA. El Ministerio Público descarta que la plataforma de vídeo en streaming delinquiera al exhibir el cartel, ubicado en distintos puntos de España, entre ellos en un edificio en pleno centro de San Sebastián. El cartel contenía la frase «yo soooy españooool» tachada con una línea roja, por encima del título de la película, una comedia que narra las peripecias de un comando etarra al mismo tiempo que España gana el Mundial de fútbol.

El Ministerio Público ha decidido por ello archivar las diligencias de investigación abiertas por una denuncia de la Unión de Guardias Civiles (UniónGC), una asociación profesional de este colectivo que considera que el cartel supone un delito de «humillación» a las víctimas del terrorismo. La asociación señaló que ETA cometió numerosos asesinatos desde los años 60, tanto en la capital guipuzcoana –la ciudad más castigada con casi un centenar de aesinatos– como en el resto de España. Los guardias civiles destacaron que «cuando se habla de víctimas del terrorismo se debe tener en cuenta el derecho a la memoria, la cual está íntimamente conectada a la dignidad», y consideraron ofendidas a los familiares de las víctimas.

«El cartel anunciador de la película no puede catalogarse en ningún caso, objetivamente, como conducta especialmente perversa, y no rellena ninguno de los verbos típicos del delito», concluye la Fiscalía, quien también considera que la única finalidad del cartel publicitario es «promocionar» la película. La Fiscalía rechaza por tanto que Netflix haya enaltecido el terrorismo o humillado o despreciado a las víctimas, al descartar que la plataforma tuviera esa intención y al no apreciar que el cartel tenga capacidad para ello.

No traspasa los límites del Derecho Penal

El escrito de la Fiscalía reconoce que el cartel publicitario de la película, igual que la misma comedia, puede «resultar frívolo, banal, o de mal gusto», a juicio de determinadas personas o colectivos naturalmente sensibilizados con el terrorismo etarras, como las víctimas; pero deja claro que en ningún caso traspasa los límites «del Derecho Penal», lo que hace inadecuada una investigación penal por lo sucedido.

El título de la película, «Fe de etarras», es un juego de palabras con la expresión «fe de erratas», un concepto alejado por tanto «de cualquier posición favorable a la asesina organización terrorista, ni ofensiva a las víctimas, sin perjuicio de la íntima convicción o sentimientos que pueda generar en determinadas personas». La Fiscalía añade que «el hecho de que el cartel se sitúe cerca del lugar de la comisión de un atentado», en alusión al centro de San Sebastián, es un «dato circunstancial», pues fue elegido para lograr una mayor difusión, «siendo realmente difícil encontrar lugares céntricos en San Sebastián alejados del lugar de la comisión de un atentado de ETA», una banda que asesinó a más de 850 personas.