ES NOTICIA EN ABC

Estas son las series más ofensivas de la historia

«South Park», «Padre de familia» y «Matrimonio con hijos» son algunas de las ficciones que encabezan la lista

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Cualquier excusa es buena para retomar el debate que nos hace preguntarnos dónde están los límites del humor. Nos hemos preguntado una y otra vez qué es lo que más nos ofende. Senior Living ha querido responder a esa pregunta con un estudio, que ha hecho a través de encuestas en Estados Unidos, y ver qué ficciones son las que más lo hacen. Nadie se sorprenderá al ver que «South Park» lidera la lista y se posiciona como la ficción más ofensiva de la historia con un 30,7% de los votos. Desde el primer capítulo, la ficción dejó claro que su identidad se basa en la ofensa, algo que ha conseguido mantener intacto después de 22 temporadas.

En el ranking le siguen (aunque no de cerca) la serie «Padre de familia» (10,5%), el talk show «Jerry Springer» (7,1%) y otras dos ficciones ya concluidas, «All in the family» (6,4%) y «Matrimonio con hijos» (2,7%). Como se puede ver, ningún show que aparece en esta lista sorprende en exceso ya que todos han protagonizado alguna que otra polémica.

Este estudio también muestra los personajes más ofensivos. La mayoría sale de las ficciones antes comentadas, pero se incorpora una señora que ha protagonizado una gran polémica este año. La lista Eric Cartman («South Park») con 18,7%. Le siguen de cerca Archie Bunker («All in the family») con 14,5% y Peter Griffin («Padre de familia») con 6,4% de votos. También aparece Roseanne Barr («Roseanne») a quien votaron el 4,6% de los participantes y Al Bundy («Matrimonio con hijos») con 3,5%.

Además de nombrar las películas y los personajes más ofensivos, el estudio también elabora un listado de temas sensibles e identifica cuánto ofenden en función de la ideología política de los encuestados. Aquello relacionado con sexo –como penes, vaginas, desnudos y escenas de cama– es más insultante para los republicanos que para los demócratas. Sin embargo, las bromas sobre discapacidad, pobreza, raza y estereotipos afectan más a los demócratas.