Es Noticia

Estas son las nuevas series de Telecinco: «Hacer ficción por prestigio es de idiotas»

Paolo Vasile presenta un arsenal de novedades y critica las series que no se ven

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Con el fútbol como lujo casi siempre inalcanzable, las series son el principal campo de batalla de la televisión. El terreno de juego es tan grande que caben estrategias muy diversas, mientras que las nuevas plataformas ya no son un tabú, sino potenciales aliados. Mediaset –que ha decidido agrupar toda su producción de series y cine bajo la nueva marca Mediterráneo– acentúa su seña de identidad, rabiosamente generalista. En la presentación de su «mar de ficción» incluso se escapó una cifra, escondida con celo durante años: el coste anual en series es de 40-50 millones de euros.

Paolo Vasile, consejero delegado de la compañía, recuerda que cuando llegó a España, «hace exactamente hace veinte años y dos meses», nuestro país estaba «aislado». «Compraba muchísimo y no vendía nada. Para un italiano fue una sorpresa, porque pensaba que el castellano es para todos, pero España compraba telenovelas mexicanas y colombianas. Aquí se aceptaba el español neutro, pero nuestro castellano no era bien visto fuera». Ahora, en cambio, «vivimos un momento especialmente dulce», como se pudo constatar en el último Mipcom de Cannes.

Mediterráneo tiene claro que en sus aguas debe nadar el mayor número posible de espectadores. Vasile aprovechó su presentación para sentar cátedra sobre el éxito y el fracaso, la crítica y lo que de verdad funciona para una cadena que adaptará «Patria» para HBO y que ha vendido a Netflix «Vivir sin permiso» (más del 19% de cuota). «Lo más positivo es que todas nuestras ventas son diferentes», añade Vasile.

«Compañeros de viaje»

Sobre Netflix, HBO, Amazon y el resto de operadores de nuevo cuño, Vasile explicó que «no son rivales, sino gente que vive con nosotros en el mundo de la comunicación». «Necesitan de nosotros y nosotros de ellos. Los veo como compañeros de viaje. Ha venido gente nueva a vivir a nuestro pueblo y yo no soy racista. Hago un poco como los perros. Nos hemos olido y de momento va bien».

En su faceta de cadena generalista, en cambio, sí defienden un estilo único, «conservador», en todo lo que emiten. «Tenemos que hacer un producto para nuestro público. Es una enfermedad endémica hacer televisión para los que no la ven. Nosotros también fracasamos a veces, pero una serie muy generalista no tendría éxito en una plataforma, de la misma manera que una serie más segmentada no es buena para la televisión generalista».

El directivo puso como ejemplo un producto creado por su máximo rival, «La casa de papel», de la que admitió su mérito como embajadora: «Ha llamado la atención sobre España, fuera se han dado cuenta del buen nivel de nuestra ficción», explicó. Con todo, como serie generalista la considera un fracaso. «”Juego de tronos”, que inunda todos los periódicos, se emitió en La Sexta, que la retiró. “La casa de papel” no triunfó en Antena 3. Se equivocaron. Las series se hacen, como cualquier otra cosa, para el lugar donde se van a utilizar. No hay éxito posterior que pueda compensar un fracaso en la cadena principal», explicó.

«Nosotros buscamos el éxito, no la innovación, que es una palabra vacía», añadió Vasile, desatado, espoleado por alguna pregunta. «Vivir de las modas es muy fácil porque no obliga a profundizar. Con “The good doctor”, la televisión americana ha conseguido un éxito que no tenía hace años, porque la gente pensaba en innovar. En Estados Unidos cometieron el error de correr detrás de una moda, pero ahora han llegado a la misma conclusión que nosotros alcanzamos antes. La innovación sirve para hacer una rueda de prensa, no para gestionar una empresa». «Hacer series por prestigio es de idiotas. El prestigio se conquista con el éxito, no llenándose la boca de palabras. La gloria es una señora que conocimos hace años y vimos que no merecía la pena», remató.

Para demostrar la pujanza de su series, Mediaset presentó hasta quince títulos distintos, algunos ya consolidados, otros en proceso de postproducción, cinco más en producción y algunos con los derechos recién adquiridos. Además de las nuevas temporadas de «Vivir sin permiso», «La que se avecina» y «Los nuestros», Telecinco tiene en cartera también el thriller policiaco «Brigada Costa del Sol», ambientado en 1997 y basado en hechos reales; «El pueblo», la nueva comedia «sostenible» y coral de los hermanos Caballero (padres de «La que se avecina»); «Señoras del (H)Ampa», una comedia negra con madres en apuros; «Secretos de Estado», su incursión de 13 capítulos en las entrañas del poder y el Gobierno, y «Lejos de ti», la primera coproducción con Mediaset Italia, grabada entre Sevilla y Roma.

Entre las novedades aún en preparación destaca el policiaco «Desaparecidos», la serie legal «Caronte» y «Madres», una ficción médica muy femenina de Alea Media cuya producción empezará a mediados de enero con Belén Rueda como protagonista.

Mediaset también tiene en cartera varias adaptaciones de novelas: «No soy un monstruo», de Carme Chaparro con guión de Michel Gaztambide, «Después del amor», de Sonsoles Onega, y «La infiel», de Reyes Monforte, aún en fase de guión.

Hay más proyectos en marcha, alguno realmente llamativo, pero aún no se pueden contar. En todo caso, no hay demasiado en común entre unas series y otras. «Buscamos emociones, entretener, pero también diversidad», contó Arantxa Écija, directora de Ficción de Mediaset. «Nuestra ficción responde al objetivo editorial de nuestra televisión: debe ser en directo o, en el caso de la ficción, en directo con la vida», añadió Manuel Villanueva, director de Contenidos de la compañía.