ES NOTICIA EN ABC

El espectacular cambio físico de Drew Barrymore gracias a «Santa Clarita Diet»

La que fuera niña prodigio de «ET» presentó ayer en Madrid su nueva serie

Drew Barrymore y Ramón Freixas
Drew Barrymore y Ramón Freixas - ISABEL PERMUY
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Es difícil decir si Drew Barrymore («ET»), estrella protagonista de «Santa Clarita Diet» (desde el 3 de febrero en Netflix), estaba más impresionada por las decenas de «flashes» que la acorralaron en su visita a Madrid o por el menú que le preparó Ramón Freixa en honor a Sheila, su personaje, una agente inmobiliaria que acaba convirtiéndose en caníbal. Aún así, tiene el apoyo de su marido (Timothy Olyphant). «Cada pareja tendrá sus problemas, pero esta gente se hace más fuerte», aclara.

«Estaba nerviosa por volver a trabajar, porque había dejado de lado mi carrera para criar a mis hijos y esto llegó a mis manos en el peor momento posible. Pero a veces lo que parece que es el peor momento acaba siendo lo contrario y te hace sentir viva de nuevo. Como Sheila, creo que necesitaba despertar, y pude vivirlo a través de ella. Perdí 20 libras (unos nueve kilos) durante el transcurso del rodaje, me aclaré el pelo, tiré la bata, pasé de los zapatos planos al tacón... Cambié a través de ella», cuenta orgullosa sobre una serie «divertida, que permitirá a la gente desconectar».

Pero también con un punto de locura «gore», llena de vísceras y sangre. «Como dijo Víctor Fresco, creador de la serie, aunque las cosas que experimenta Sheila sean malas y hasta un tabú, cuando la gente se pone en su piel, exclama: "¡Deberías hacerlo!", animándola a seguir haciendo esas locuras, aunque ese comportamiento tenga consecuencias negativas».

Además, pasó de ser vegetariana a comer desde dedos hasta tripas, hígados y cerebros. Dulces, por supuesto. «Los dedos y los cerebros tenían una textura gomosa, pero lo que parecía pollo crudo era en realidad como la tarta de los niños. He comido un montón de cosas raras», recuerda. «Y he aprendido que lo mejor para limpiar la sangre falsa es crema de afeitar».

Icono años 80

Como protagonista de «ET» e icono de los ochenta, era casi obligatorio que a Drew Barrymore le gustase «Stranger things», una de las series más exitosas de la plataforma. «Conocí a los chicos en los Globos de Oro. Eran la gran atracción. Fue divertido, porque ellos decían que estaban representando mi época. Y es verdad: los coches, el vestuario... Me gusta que la serie tenga las reglas de la época en la que crecí: antes siempre estabas en el patio de tu casa, y era más creíble que todo sucediera allí, en tu barrio. Parecía más posible. Me gusta que "Stranger Things" transcurra en el suburbio», concluye. ¿Le gustaría aparecer en ella? «Quizás Sheila se coma a alguno y así podríamos hacer como Jessica Jones y Luke Cage... Pues algo así me gustaría, sí».