ES NOTICIA EN ABC

La escena más dura de «Por trece razones» que ha dividido a los fans

El final de la ficción de Netflix no ha dejado indiferente a nadie, incluso ha disgustado a parte de los espectadores, que la consideran «del todo innecesaria»

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

[Cuidado. Esta información contiene spoilers]

Con el suicidio de Hannah Baker como parte central de sus tramas, el estreno de «Por trece razones» no fue bien acogido por un grueso de los espectadores, quienes criticaron la dureza extrema de la ficción de Netflix por mostrar al público el modo en que una adolescente se cortaba las venas en la bañera. Necesaria para muchos y excesiva para otros, el caso es que «Por trece razones», creada por Brian Yorkey a partir del libro de Jay Asher no ha parado de tener detractores desde su llegada a la plataforma de streaming. Tanto es así, que la segunda temporada de la serie avisa desde el primer minuto a los jóvenes de la necesidad de pedir ayuda si se sienten identificados con alguna de las tramas.

«Por trece razones» refleja, sin duda alguna, la realidad de muchos menores sobre cuyas vidas planean la sombra del bullying o el abuso sexual. Si en la primera temporada asistíamos al final de su joven protagonista, en esta nos percatamos de que, como se afirma en el trailer, «Hannah no fue la única». Así las cosas, en el último capítulo de «Por trece razones» se produce una escena que, aunque busca concienciar al espectador, ha sido tachada de «excesivamente gráfica y explícita» por parte de la audiencia, que incluso ha pedido en redes sociales que sea eliminada.

[No sigas leyendo si no has visto la segunda temporada de la serie]

La escena en cuestión tiene como protagonista a Tyler, quien regresa al instituto tras meses de ausencia. El joven será atacado en el baño por Montgomery de la Cruz y otros alumnos quienes, tras darle una paliza, proceden a violarle. ¿Era necesario? En opinión del creador de la serie, Brian Yorkey, «era importante para nosotros intentar que el público se pusiera de parte de Tyler. Aunque la escena sea tan difícil de ver, reto a cualquiera a hacerlo y no sentir pena por Tyler», destacó. La crudeza de las imágenes pretende, además, poner de manifiesto que «uno de cada seis hombres han sufrido una agresión sexual. Es más difícil para los hombres hablar de ser las víctimas porque sienten la misma vergüenza y miedo que las mujeres, pero también entra su propio sentido de la masculinidad y virilidad».

La violación de Tyler ha sido, como no, objeto de debate también en Twitter, donde muchos fans de la serie de Brian Yorkey han advertido de la crueldad de las imágenes.