ES NOTICIA EN ABC

«Un escándalo muy inglés», el drama homosexual que sacudió la política británica

Paramount estrena en abierto la miniserie protagonizada por Hugh Grant y dirigida por Stephen Frears

Hugh Grant - PARAMOUNT / Vídeo: Vea el trailer de «Un escándalo muy inglés», el drama homosexual basado en hechos reales
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

En 1974, el político británico Jeremy Thorpe estaba en el mejor momento de su carrera tras convertir al Partido Liberal en un actor clave en un Parlamento sin minorías. Sin embargo, la aparición de su examante, Norman Scott, amenazaba con poner en riesgo su fulgurante éxito. En un intento desesperado por esconder su homosexualidad, Thorpe acabó envuelto en rumores que hablaban incluso de un intento de asesinato contra Scott. En 1976 dimitió como líder de su partido y, aunque salió absuelto en el juicio sobre el caso que se celebró en 1979, no volvió a la vida pública. Esta polémica es la que recupera «Un escándalo muy inglés», una miniserie de la BBC protagonizada por Hugh Grant y dirigida por Stephen Frears (Leicester, 1941) que llega mañana (22.00) al completo a Paramount Network. «Es una buena historia, emocionante, divertida e interesante», explica por teléfono a ABC el veterano realizador, nominado al Oscar por «The Queen» y «Los timadores», que reconoce que las historias basadas en hechos reales a las que ha dedicado gran parte de su carrera están hoy de moda.

Pese a lo dramático del escándalo, Frears logra llevar esta serie -basada en la novela homónima de John Preston que se publicó en 2016 tras la muerte de Thorpe- por los caminos de la comedia, esa tan afilada e irónica que se ha convertido en patrimonio británico. «Creo que es algo muy propio del país y muy peculiar, pero gusta a mucha gente», cuenta Frears. «Aquí hablamos un hombre que trata de matar a otro. Es una tragedia, pero también hay comedia. Jeremy Thorpe pensaba de sí mismo que era muy gracioso», cuenta Frears. ¿Se puede hablar de asuntos de Estado con humor? «En Reino Unido es muy estúpido lo que está pasando. Es muy difícil no reírse de la política».

Cuando le ofrecieron dirigir «Un escándalo muy inglés», inmediatamente ofreció el papel protagonista a Hugh Grant, muy caracterizado. «Es un gran actor, es bueno en drama pero también en comedia, por eso lo elegí. Lo conozco muy bien, es muy inteligente y muy metódico, como Marlon Brando. Reflexiona mucho sobre su personaje pero no es aburrido», plantea Frears. Quien sí tuvo que pasar por un casting fue Ben Whishaw, que da vida a Norman Scott, «a quien muchos consideran un mentiroso», dice el director, que llegó al oficio «casi por casualidad».

Aunque la serie se estrenó en medio mundo en Amazon, Frears reivindica que la hizo para una cadena «tradicional» como la BBC. «No sé nada sobre las plataformas, he leído sobre ellas en los periódicos, pero nunca he visto Netflix. A mí me gusta ir al cine, tengo ya una edad», dice Frears, austero en sus explicaciones (¿O será la ironía británica?). Aunque está en plena forma como realizador, también se ve «bastante mayor» para hablar del #Metoo y el auge de las series. «Al final, lo que importa es que haya un buen material. A mí solo me preocupa contar bien la historia», zanja.