Es Noticia

«Las escalofriantes aventuras de Sabrina»: así es la nueva, oscura y joven bruja

Kiernan Shipka interpreta al personaje en la serie de Netflix tras curtirse como hija de Don Draper en Mad Men

Sabrina
Sabrina - NETFLIX
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Los creadores de «Las escalofriantes aventuras de Sabrina», el spin-off de la popular «Riverdale» que Netflix estrena hoy, tuvieron en mente desde el inicio a Kiernan Shipka (Chicago, 1999), la pizpireta hija de Don Draper en «Mad Men». Inspirada en los oscuros cómics de 2014, la ficción de terror de Netflix se aleja de la inocentona «Sabrina, cosas de brujas» de los años 90, para homenajear a películas clásicas del género como «La semilla del diablo» y «La profecía». La actriz, que acudió al preestreno de la serie en el pasado Festival de Sitges, explica a ABC cómo ha sido su fulgurante carrera hasta convertirse en esta joven, mitad humana mitad bruja, que se cuestiona sus creencias y se enfrenta al mismísimo diablo.

P - -Al interpretar a Sabrina, ¿se ha identificado con esta adolescente que se cuestiona quién es?

-Creo que crecer es una experiencia única. Sí es cierto que, aunque nuestra niñez haya sido diferente, sí comparto con Sabrina que como ella también he tenido que tomar decisiones, cuestionarme ciertas cosas y tener mis propias opiniones fuera del entorno en el que me he criado.

P - -¿Es una serie para fans de «Riverdale» o al ser más sangrienta puede atraer a otro tipo de público?

R - -A los fans de «Riverdale» les gustará, pero son series muy distintas, así que creo que le puede interesar a otro tipo de público al que les guste las películas de terror combinadas con el humor.

P - -Y a usted, ¿le gustan las películas de terror?

R - -Me encantan. Ahora que se acerca Halloween me veré unas cuantas. Las que más me gustan son las de terror psicológico, con las que pueda sentir miedo, pero que me aporten algo más. Mi favorita es «El resplandor», con Jack Nicholson, creo que es una obra maestra.

P - -La vimos crecer en ‘Mad Men’ (2007-2015) durante siete temporadas. ¿Cómo recuerda aquella etapa?

R - -La recuerdo con emoción, al principio no podía dormir. Para mí no era un trabajo, no sentía presión. Me encantó rodar cada minuto de la serie, estar rodeada por aquellos actores. Era muy pequeña y sólo guardo buenos recuerdos.

P - -Siendo tan joven, ¿qué le hizo mantener los pies en la tierra?

R - -Lo mejor de ‘Mad Men’ es que no trabajaba a tiempo completo y estaba a 10 minutos de casa. Desde los seis a los 15 años sólo trabajé en la serie. Tuve una infancia bastante normal: salía con mis amigas, iba a fiestas de secundaria… Sentirme como una niña normal era algo muy importante para mí. Esa base, tener buenos amigos, hobbies y una vida muy rica fuera de la actuación fue lo más positivo.

P - -En 2017 regresó con «Feud». ¿Qué aprendió de Susan Sarandon, su madre en esta miniserie?

R - -Fue maravilloso trabajar con Susan. No hizo falta que me diera ningún consejo: sólo con verla en acción aprendía, lo absorbía todo como una esponja. Tenía 16 años cuando trabajé con ella y me ayudó un montón. Ojalá volvamos a coincidir en el futuro.

P - -Ha tenido en la ficción padres horrendos (Don Draper en «Mad Men» y Bette Davis en «Feud»), y ahora, como Sabrina, le cuidan sus tías que son brujas…

R - Sí, es cierto (se ríe). Me encanta la dinámica de la familia de Sabrina. Es divertida porque hay cierta complejidad en que mis tías hagan de mis padres. El hecho de que no tenga a sus padres es otro elemento interesante que me gusta de la serie. Aunque su vida familiar es un tanto extraña no significa que no sea completa. Ella siente la pérdida de sus padres de todas formas.

P - -Usted es una de las mejores actrices de tu generación, ¿siente mucha presión cuando escucha halagos como éste?

R - Muchas gracias. Tengo días buenos y malos cuando estoy actuando. Pero me encanta ir a trabajar cada día. El esfuerzo refuerza el amor que siento por mi oficio. No me veo haciendo otra cosa. Me gustaría actuar toda la vida.