ES NOTICIA EN ABC

De ejemplares a polémicos: así han perdido la inocencia los niños de Disney

Zendaya Coleman, protagonista de la serie de HBO «Euphoria» ha sido la última en sumarse a la problemática lista

«Euphoria», en el punto de mira: ¿por qué es tan polémica?

Miley Cyrus en el Festival de Glastonbury, en Inglaterra
Miley Cyrus en el Festival de Glastonbury, en Inglaterra - REUTERS
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El simpático ratón con orejas que cumple 90 años, Mickey Mouse, seguramente lloraría por las esquinas al ver cómo les ha tratado la vida a algunos de los que fueron sus mejores y más grandes amigos. La factoría Disney siempre se ha caracterizado por hacer fichajes en el mundo de la ficción que han dado mucho de qué hablar con el paso de los años. Suelen ser los primeros en descubrir a las grandes estrellas de la televisión cuando apenas se levantan un palmo del suelo, pero la fama, el dinero y su juventud desencadena malas pasadas con frecuencia.

La última actriz en sumarse a esta lista ha sido Zendaya Coleman. La americana, que interpretaba a Rocky en la infantil «Shake it up» se ha transformado en la serie de HBO «Euphoria». En la misma, interpreta a Rue, una de las adolescentes que tiene problemas con las adicciones y el sexo, entre otras. Un giro radical a su carrera profesional que otros compañeros suyos de la fábrica de artistas del castillo de Buena Vista han vivido en sus propias carnes.

Hilary Duff, conocida por su papel de Lizzie McGuire, sufrió problemas con la anorexia y con el alcohol. Justin Timberlake, que a priori no había sufrido problemas, desveló en 2013 que había consumido «muchos tipos» de drogas. Además, este mismo problema lo compartió con el actor Shia LeBeouf, rodeado siempre de polémica, pero que ha ido sobreviviendo como ha podido. Esto también le sucedió a artistas e iconos Disney como Britney Spears, Christina Aguilera o Miley Cyrus.

La última ha sido una de las que la polémica más la ha envuelto. Se encontraba en el mejor momento de su fama internacional, gracias a «Hanna Montana», cuando decidió romper con todo y continuar con su carrera en solitario, sin la ayuda de su personaje en la ficción. Fue entonces cuando las drogas, y en especial la marihuana, entraron en la vida de Miley Cyrus. De hecho, fumaba tal cantidad, que soñaba con que se moría constantemente, algo que le llevó a dejar por completo las drogas y centrarse en su faceta artística.

Pero Cyrus no ha sido la única en poder salir de este túnel. También lo logró Zac Efron. La fama le llegó con el estreno de la primera cinta de «High School Musical». Una vez se terminó la trilogía de películas, era el turno para Efron para buscar papeles más adultos. Pero el no encontrar un hueco en la industria le desesperó, cayendo en el mundo del alcohol y otras drogas. En 2013 fue ingresado en un centro de desintoxicación, y al año siguiente confesó el calvario por el que pasó.

Algunos de los casos más graves han sido los de Lindsay Lohan, que reconoció ser adicta a sustancia como la cocaína, la marihuana y el alcohol, llegando incluso a pasar por la cárcel a consecuencia de dichas adicciones. Demi Lovato ha estado al borde de la muerte por sobredosis a consecuencia de su elevado consumo de cocaína, droga de la que ya ha sufrido una recaída. Joe Jonas estuvo también vinculado a las drogas, asegura, por culpa de las malas influencias que supusieron Lovato y Cyrus en su vida. También Selena Gómez, que intentó sacar su carrera musical adelante, ha sufrido mucho por este tema. La joven se intentó suicidar en octubre, pero no lo logró. Acto seguido, fue ingresada en un centro psiquiátrico para superar sus problemas, y en 2014 estuvo en rehabilitación a consecuencia del alcohol, la marihuana y el medicamento Ambien.