Es Noticia

Eduardo Velasco: «Las ficciones españolas son muy respetadas fuera»

El actor vuelve a Servir y proteger en su nueva temporada

Pipo Fernández
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«Servir y proteger», la serie diaria policiaca de las tardes de La 1, estrena mañana su tercera temporada, a la que se suman nuevos personajes interpretados por Antonio Garrido, Marta Calvó, Edurne, Maru Valdivielso, Marta Belmonte y Pau Cólera, entre otros. Además, la ficción creada por Tirso Calero recibe de nuevo a uno de sus personajes más carismáticos, el malvado Fernando Quintero, a quien da vida Eduardo Velasco. «Vengo a reclamar lo que me arrebataron, pero al mismo tiempo quiero recuperar el amor de mis hijos, ya que, tras las experiencias vividas, es lo único que me importa», cuenta el intérprete, que ha estado estos últimos cinco meses en Bogotá y Rumanía grabando la segunda temporada de «La reina del Sur», la superproducción de Telemundo y Netflix basada en la novela de Arturo Pérez-Reverte.

«En los nuevos episodios, el espectador va a ver mucha acción, pero también momentos de gran ternura. Estoy muy contento de volver. Esta serie es especial. Estamos ante el reto de una serie diaria. Este lunes llega al episodio 400 y, aunque era un riesgo hacer en la franja de sobremesa una producción ambientada en una comisaría, me gustan los retos», añade el intérprete.

Pese a la dura competencia que existe en la franja de sobremesa, «Servir y proteger» ha logrado asentarse gracias «a unas historias cercanas a la actualidad y a la realidad y unos personajes maravillosamente construidos», plantea Velasco. ¿Se ha premiado el riesgo? «Esta producción ha roto la tendencia de series de época en esa franja. Al tratarse de un formato diario supone un gran esfuerzo; pero hacer unas tramas actuales tiene sus ventajas ya que a los guionistas les permite reescribir. Es más trabajo; pero al final ese esfuerzo tiene su recompensa», reconoce.

Las series de sobremesa son una pieza más de la apreciada industria española de ficción, que vive un momento dulce tanto dentro como fuera de nuestras fronteras gracias al éxito de producciones como «La casa de papel», «El Ministerio del Tiempo» o «Fariña». «Es un gran momento, pero nos lo hemos ganado a pulso. Ni se imagina el respeto que tienen en el extranjero a las ficciones españolas», afirma orgulloso.