ES NOTICIA EN ABC

Desvelan que la sanidad pública portuguesa desvió 36.000 euros para patrocinar... un culebrón

Polémica en el país vecino por el contrato entre el gremio de auxiliares, que quiere lavar su imagen, y la cadena privada SIC

La actriz Liliana Santos da vida a una enfermera
La actriz Liliana Santos da vida a una enfermera - SIC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La telenovela «Nazaré» triunfa entre los espectadores de Portugal… y ahora se descubre que uno de sus personajes más populares no está ahí por casualidad. La cuestión es que Claudia, una enfermera interpretada por la actriz Liliana Santos, es una de las protagonistas en virtud de los 36.000 euros que ha pagado el Colegio de Enfermeros a la cadena privada SIC para que haga su papel y difunda una imagen «positiva» del gremio.

¿Por qué? La respuesta no es otra que el deterioro de la percepción pública de este colectivo después de las sucesivas huelgas que han puesto en pie y que han colapsado aún más el maltrecho Sistema Nacional de Salud. Especialmente duros resultaron para los usuarios los dos paros salvajes convocados meses atrás por los enfermeros de quirófano, lo que obligó a cancelar un total de casi 17.000 operaciones y a retrasar mucho más las ya de por sí larguísimas listas de espera para someterse a cualquier cirugía.

El Gobierno socialista congeló las inversiones en el sector para no disparar el déficit y el Colegio Oficial que agrupa a esos profesionales recurrió a campañas varias y al «crowdfunding» con tal de financiar las actividades sindicales durante el curso de la huelga. Entonces, ¿cómo es posible que ahora se desvíen esos 36.000 euros con semejante propósito? La opinión pública lusa no da crédito, pero la presidenta de la asociación, Ana Rita Cavaco, lo ha confirmado en toda regla.

Indignación

El único diario generalista que existe en los kioskos del país vecino [puesto que «Diario de Noticias» ya solo se edita en internet y los otros dos, «Correio da Manha» y «Jornal de Notícias», se mueven en el terreno del sensacionalismo] ha divulgado el contrato entre SIC y el Colegio de Enfermeros, firmado hace solo unas semanas. Como resultado, se ha desatado una oleada de polémica e indignación al otro lado de la frontera.

«Nuestro objetivo es la promoción y difusión de la profesión de enfermero en un programa televisivo», dice Ana Rita Cavaco, mientras le llueven las críticas por los flancos más diversos.