ES NOTICIA EN ABC
Netflix

David Clennon rechaza a Netflix en apoyo al pueblo palestino

El veterano actor renuncia a trabajar en una nueva serie de la plataforma por motivos ideológicos

David Clennon en la serie «Entre fantasmas»
David Clennon en la serie «Entre fantasmas»
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El actor David Clennon ha hecho gala de sus principios y ha rechazado por motivos ideológicos un trabajo en una nueva serie de Netflix: «Sycamore», ficción que tiene como productores a los israelíes Avi Issacharoff y Lior Raz. «Mi decisión solo es un acto de responsabilidad y solidaridad con el pueblo palestino». Señala el actor en una columna de opinión que escribió para «Truthout».

En un principio, el veterano intérprete se mostró ilusionado con el proyecto: «Querían que hiciera una prueba para ver si encajaba en el papel de Martin Wexler, un político americano que vive en Nueva York. El personaje me resultaba muy interesante y comencé a preparármelo con entusiasmo, llegando a grabar una cinta con mi texto para los directores de casting. Si convencía a los productores, me darían el papel».

Años de experiencia a sus espaldas

El intérprete, que cuenta con más de 40 años en la industria cinematográfica y televisiva, decidió investigar un poco sobre el proyecto que tenía por delante. Descubrió que los productores también habían hecho la serie israelí de Netflix «Fauda», que es un drama de acción ambientado en el Israel de los territorios ocupados. «Sabía que el programa había sido criticado por su interpretación de los palestinos y por su tendencia a justificar los abusos de los derechos humanos de Israel», asevera el intérprete.

«Puede que "Sycamore" no sea tan ofensiva como "Fauda", pero sigue habiendo un problema: Las compañías de producción israelíes como las de Issacharoff y Raz se benefician enormemente de sus alianzas con sus socios estadounidenses y Netflix. Además de los ingresos sustanciales para las empresas y la economía de su país, el gobierno israelí se favorece del prestigio de las asociaciones creativas con Hollywood», añade Clennon.

La determinación del actor por no participar en este proyecto es aún más loable porque lleva un año y medio sin trabajar: «Inspirado en el ejemplo de tantos otros, elegí no participar en el blanqueo de la imagen de Israel». En ese aspecto, se expresa con sinceridad: «Mi negativa a colaborar con productores israelíes tendrá un efecto insignificante en este proyecto costoso y ambicioso. Mi decisión es solo el acto de conciencia de un individuo en solidaridad con el pueblo palestino, y con los israelíes disidentes que visualizan un futuro mejor para ambos pueblos».