ES NOTICIA EN ABC

Crítica de «La otra mirada»: Entre «Física o Química» y «La plenitud de la señorita Brodie»

TVE estrenó ayer esta serie de época «hecha con mimo»

«La otra mirada»
«La otra mirada» - TVE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

No me creo que en los años 20 una señorita española, por muy moderna que fuera, dijera que ha trabajado en «ayuda al desarrollo en pequeñas comunidades». Ni que en un colegio sevillano los únicos con acento andaluz sean Ana Wagener y el jardinero. La 1 ha estrenado«La otra mirada» (Boomerang). ¿Otra serie de época? Puede ser, pero esta es distinta. Mejor. Hecha con mimo. ¿Femenina? Podría, pero directores, productores y jefe de guionistas son hombres. Hay dos mujeres en el guión. Los señores que mandan se excusan con esto: «En el 80% de las secuencias no hay ningún hombre». Demonios, si es una escuela de señoritas al estilo de la de María de Maeztu y las profesoras son mujeres. Si no, sería marciana. «La otra mirada» anda entre «Física o Química» y «La plenitud de la señorita Brodie», de Muriel Spark. La más parecida a Brodie es Luisa, adusta profesora interpretada por la gran Ana Wagener. A Brodie le parecía vulgar abrir la ventana más de quince centímetros.

La protagonista es Patricia López («La peste»). Que sea poco conocida la hace más creíble como profesora adelantada y enrollada. Nada más llegar cambia la representación de «El burlador de Sevilla» por «Casa de muñecas» (como en «Rise» cambian «Grease» por «Spring awakening»). En estas series que pretenden mostrar lo injusto de que las mujeres no tuvieran los mismos derechos existe el peligro del discurso feminista impostado. Como la ayuda al desarrollo. A ver. Pero pinta bien. Lo que parece que no tiene remedio es la duración de casi setenta minutos. Con lo bien que les ha quedado «Vis a Vis».