ES NOTICIA EN ABC

Cosecha de series 2019/2020: Ficciones familiares, dramas legales y mujeres al mando

Los grandes estudios, que pelean por mantener su hegemonía frente a las plataformas, presentan sus apuestas en un mercado en «profunda transformación»

Ruby Rose es la nueva «Catwoman»
Ruby Rose es la nueva «Catwoman» - The CW
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Cada año, se estrenan más de 500 series solo en Estados Unidos. Gran parte de esta producción, cada vez más masiva, se ve por primera vez en los LA Screenings, un escaparate internacional donde los grandes estudios presentan su catálogo para seducir a compradores de todo el mundo. Un evento con jornadas de trabajo maratonianas –hasta diez horas diarias de visionados, reuniones y presentaciones– que reunió la semana pasada, según los cálculos de medios internacionales, 1.500 compradores de hasta 70 países. Ante el auge de las plataformas, que se quedan con un buen pedazo de la tarta de producciones televisivas, las grandes cadenas siguen apostando por dramas profesionales (policías, abogados…) y familiares, haciendo especial hincapié en mostrar una sociedad multirracial y feminista.

«Toda la industria está en un momento de transformación brutal. Las cadenas tradicionales no presentan más series, de hecho todas tratan de comunicar cierta estabilidad, pero cada vez es más claro que su estrategia de producción es ahora solo un fragmento de la industria televisiva. Así que los Screenings de mayo ya no son un vistazo total a la producción de televisión, ya que se produce sin parar durante todo el año», cuenta Guillermo Farré, director de contenidos de TNT, aludiendo directamente a la estrategia de plataformas como Netflix o Amazon, que son ajenas al concepto de temporada (septiembre-junio) que manejan CBS, FOX, NBC, ABC y CW, las grandes cadenas americanas.

«También hay una inclinación en los estudios por encargar temporadas más cortas de series que empiezan en otoño para luego sustituirlas o cubrir sus parones con otras que estrenan entre enero y marzo. Además, hay que tener en cuenta que los estudios presentan series para cadenas de cable y plataformas como Hulu», añade Víctor García Morato, director de programación de Fox España.

Series que, en muchas ocasiones, ya tienen compradores globales. «Netflix, Amazon y Hulu también compran, pero no es extraño que entren en un estadio muy inicial del proyecto, a menudo a nivel de guion, y, con excepción de Hulu (por el momento) todas tienen presencia global. Por eso hay títulos que cuando se presenta ya tienen acuerdos cerrados», puntualiza Sonia Salas, responsable editorial de series de Movistar+. A esto hay que sumarle, tal y como recuerda Manuel Balsera, director general de AMC en el sur de Europa, que muchas de estas plataformas se abastecen también de ficciones locales de terceros países y productoras independientes.

Pronto llegarán también nuevos actores, las grandes plataformas impulsadas por estudios, como Disney+, que están también revolucionando el mercado. «Entre los compradores, el tema de conversación es cuántas series llegarán finalmente a nuestros mercados, pues ya hay fechas de lanzamiento para los nuevos servicios mundiales de televisión a la carta: Disney-Fox (Disney+), Warner Media, Comcast-NBC Universal», apunta Carlos Herrán, director de programación de AXN.

Familias multirraciales

Para resistir el órdago de las plataformas, las grandes cadenas siguen apostando por formatos tradicionales como comedias y dramas familiares. «Hay una apuesta notable por la familia, no necesariamente la de ADN, sino incluyendo la que se conforma con aquellas personas con quienes quizá no compartimos material genético pero que forman parte de nuestro círculo más estrecho. También por los sentimientos, que siguen pegando fuerte desde que “This is us” demostrara que hay un mercado esperando estas producciones», reconoce la máxima responsable de compras de Movistar+.

También se mantiene la apuesta por las protagonistas femeninas, incluso en series de superhéroes como «Batwoman», protagonizada por Ruby Rose. «La mayoría de las series presentadas tienen personajes femeninos, que llevan el mayor peso de la ficción”, apunta el responsable de Fox. “Y reivindican con su actitud y, a menudo, con sus diálogos, posturas feministas”, puntualiza Salas.

«También hay una apuesta por la diversidad en las parejas, donde el patrón de pareja entre personas de raza blanca con personas de raza negra se repite en muchas series», insiste García Morato. «Otro elemento que aparece en muchísimas series es la deportación de inmigrantes en Estados Unidos y el dilema moral que supone para la policía, es una trama que hemos visto en varios pilotos diferentes», confiesa Farré.

Tampoco se agotan los clásicos procedimentales de policías y detectives como «Prodigal son», con Michael Sheen en el papel de un asesino en serie que debe ayudar a su hijo policía, y los dramas legales. «All rise», que sigue la vida de jueces, fiscales y abogados defensores consagrados a hacer justicia a los habitantes de Los Ángeles, es uno de ellos. También destacan, según los directivos, ficciones con toques sobrenaturales como «Evil» o «Emergence».

En la categoría de dramas, muchos destacan también la apuesta por la ficción de gángsters de «Godfather of Harlem», con Forest Whitaker como protagonista y Vincent D’Onofrio como antagonista. Otra de las producciones que más ha llamado la atención de los compradores es la adaptación de «Cuatro bodas y un funeral», con una pareja interracial formada por Nathalie Emmanuel y Nikesh Patel, y «The loudest voice», sobre el esplendor y caída de Roger Ailes (Russell Crowe), el gurú de la política en televisión que orquestó el lanzamiento de Fox News.

«También me ha llamado la atención cómo la manera de contar historias está hiperacelerada, con series que están editadas con el ritmo de un tráiler, con muchísimos giros y evoluciones de personajes que antes ocurrían a lo largo de varios episodios (además de que las temporadas son cada vez más cortas)», plantea Farré.