Es Noticia

Cinco series para ver este puente

ABC Play te propone quedarte en casa con una lista de ficciones que no te dejarán aburrirte en estos días de lluvia

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El otoño ya ha llegado y con él las primeras lluvias. Aunque estos días no apetezca salir de casa para mojarse el fin de semana puede ser igualmente divertido, hay decenas de series que seguro que no has visto y que son una garantía para que estas noches de puente en casa no sean un suplicio.

«Élite»

«Élite» nos traslada hasta Las Encinas, el colegio más exclusivo del país y al que la élite envía a sus hijos a estudiar. En él acaban de ser admitidos tres chicos de clase obrera después de que un terremoto destruyera el colegio público y sus alumnos tuvieran que ser repartidos por otros institutos de la zona. El choque entre los que lo tienen todo y los que no tienen nada que perder crea una tormenta perfecta que acaba en un asesinato.

¿Quién lo habrá hecho? Esa es una pregunta que tratará de responder la primera entrega de la nueva producción propia de Netflix en España. Pero no será de lo único de lo que hable. «Élite» no duda en sumarse a la moda de las «series teen» e ir más allá para convertirse en otro placer culpable que te obligará a ver los ocho capítulos de una tacada.

«Black Mirror»

No es aconsejable meterse un atracón una noche si al día siguiente quieres seguir viviendo como si nada. Tal vez empieces a ver con otros ojos los trapicheos que hace Mark Zuckerberg con tus datos de Facebook. Esta ficción televisiva creada por el británico Charlie Brooker tiene la virtud de estar hecha de episodios independientes entre sí y sin solución temporal. Si algo hilvana toda la serie es su pretensión de poner a la tecnología en el centro de la diana.

Black Mirror lleva ya cuatro temporadas, en total diecinueve capítulos en los que se entremezclan el terror, la distopía y el suspense. La serie tiene altibajos, y algunos episodios como Momento Waldo o Playtest dejan bastante que desear. Otros como San Junípero o el inaugural The national anthem son auténticas genialidades. Para empezar a tomar contacto puede estar bien White Christmas.

«Rick y Morty»

Rick y Morty es otra de las muchas series de dibujos animados que no son para niños. Rick es un científico loco, genial, fracasado y alcohólico. Se muda a casa de su hija Beth, casada con Jerry, un hombre de escasas luces, y madre de Morty y Summer. Como cabe esperar de un genio bebedor e irresponsable, Rick se lleva a su nieto Morty como acompañante a todas sus disparatadas correrías interespaciales.

Se trata de una serie de humor salvaje e incorrecto, pero no es simplemente una recopilación de burradas. Cada capítulo es una punzante sátira de la sociedad y las costumbres estadounidenses; y la originalidad artística de los dibujos queda fuera de toda duda. El personaje de Rick es de lo más interesante de lo serie, con su carácter irreverente, individualista y a contrapelo de las convenciones sociales. Ideal para echarse unas risas con amigos.

Fariña

La revelación española de la temporada en la pequeña pantalla. Aprovechando el escándalo del secuestro del libro del mismo título, firmado por el periodista Nacho Carretero, Antena 3 se apresuró a presentar el primer capítulo de una serie que aun estaba en pañales. El estreno fue un éxito rotundo, suficiente para quedar enganchado a las aventuras de Sito Miñanco y compañía. Fariña acaba de arrancar y de momento han salido solamente seis capítulos, una cifra asequible para un maratón de una noche.

La serie, inspirada en hechos reales, está ambientada en Galicia en los años 80, cuando un grupo de contrabandistas se hacía de oro metiendo tabaco ilegal en la ría de Arousa. Sito Miñanco, el más avispado de todos, descubre pronto que traficar con cocaína reporta muchos más beneficios y convierte a Galicia en la principal puerta de entrada de la «fariña» en Europa. Todo esto con el sargento Darío Prieto siguiéndoles los pasos y con la intención de meterlos en prisión.

Vikings

Vikings es una lograda producción de Canal Historia que cuenta la vida de Ragnar Lothbrok, un personaje semilegendario cuya existencia real no ha podido ser del todo acreditada por los historiadores. La serie comienza con el joven Lothbrok lanzándose al mar junto a un grupo de leales en busca de otro continente. Llegan hasta las islas de Gran Bretaña, donde matan, saquean y descubren una cultura y una religión, la cristiana, totalmente ajena a las suyas.

En ese momento empieza una lucha de poder entre varios clanes vikingos para hacerse con la corona de Suecia. Ragnar consigue derrocar al rey y sentarse en su trono, pero pagando un precio elevado. La ambientación histórica es verosímil y el guión tiene la fuerza necesaria para mantenernos pegados a la pantalla horas y horas.