Es Noticia

«La caza. Monteperdido», misterio para no despegarse del sillón

Finaliza el rodaje de la adaptación del «best seller» internacional de Agustín Martínez para TVE, sobre dos amigas de once años que salen del colegio, en un pueblo del Pirineo, y nunca llegan a sus casas

Alain Hernéndez, Megan Montaner y Francis Lorenzo
Alain Hernéndez, Megan Montaner y Francis Lorenzo - PIPO FERNÁNDEZ
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«Dos niñas desaparecidas. Una trama de misterio que el espectador irá descubriendo al mismo tiempo que los personajes. Un universo muy cerrado. Un paisaje que se convierte en un personaje más. Cada uno de los lugareños guarda algún secreto. Habrá emoción en estado puro y giros constantes». Esto es, en líneas generales, lo que la audiencia va a encontrar en «La caza. Monteperdido», según comenta Antonio Mercero, uno de los guionistas de la serie que acaba de finalizar su rodaje. Es una producción de TVE en colaboración con DLO Producciones, un thriller psicológico dirigido por Salvador García Ruiz y Álvaro Ron y basado en el best seller internacional de Agustín Martínez. Los derechos de traducción de la novela se han vendido a Alemania, Francia, Holanda y Reino Unido, y está pendiente de que salgan ediciones en China, Serbia, Portugal, Grecia, Taiwán, Italia y Dinamarca.

El autor encabeza el equipo de guionistas, en el que también figuran Miguel Sáez Carral, Jorge Díaz y Luis Moya. Encabezan el reparto Megan Montaner, Alain Hernández y Francis Lorenzo, al lado de Pablo Derqui, Carla Díaz, Bea Segura, Jorge Bosch y Patxi Freytez, entre otros. Además cuentan con la colaboración especial de Beatriz Carvajal y Jordi Sánchez.

El rodaje se ha llevado a cabo en la comarca de la Ribagorza, donde se han grabado gran parte de los exteriores de la serie. Las calles de Benasque y Cerler han sido las elegidas para representar el pueblo ficticio de Monteperdido. Como asegura Antonio Mercero, «el paisaje es natural y apenas se han empleado decorados, lo que hace que el ambiente que rodea a los actores se haya convertido en un personaje más».

Cámaras 7k

Para el equipo de producción, el lugar elegido para el rodaje, el Valle de Benasque, «era perfecto y muy similar al que se describe en la novela». «Se trata de un entorno complejo, con localizaciones de difícil acceso, que han supuesto todo un reto tanto para el equipo de producción y el artístico», añaden. «La caza. Monteperdido» se ha grabado con cámaras 7K, algo poco habitual en la ficción española, y cuenta con dos directores: Salvador García Ruiz y Álvaro Ron.

A la hora de definir la serie, Antonio Mercero asegura que se puede englobar en lo que ahora se conoce como Whodunit (contracción de la pregunta inglesa Who has done it? O ¿Quién lo ha hecho?), típico del género policiaco. La serie tiene diez episodios con final cerrado, aunque cabe la posibilidad de que la pareja de agentes de la UCO encargada de este caso pueda verse envuelta en otros.

Hace cinco años, dos niñas de once años, Ana y Lucía, desaparecieron de este municipio del Pirineo aragonés. Tras una extensa búsqueda, en la que participó todo el pueblo, el caso se enfrió y nunca se pudo resolver. Este hecho marcó a sus habitantes. Ahora, una de las niñas, Ana, ha regresado. Dos agentes de la UCO especializados en desapariciones, un teniente al final de su carrera y una joven sargento, trabajarán con el cabo de la Guardia Civil local en una investigación que pronto se convierte en una auténtica tela de araña. «Se cruzan historias y se descubre a unos personajes que no son lo que aparentan ser; con misterios que salen a la luz. Incluso las familias de las niñas atrapadas en sus secretos y mentiras no se lo ponen nada fácil a los investigadores», describe Mercero.

Al encargarse del guión el propio autor de la novela, «ha sido un trabajo muy fiel a la historia». «Toda producción es un riesgo, pero esta al mismo tiempo es sorprendente», agrega el guionista. «La audiencia quiere misterio. Es un thriller rural y con una amplia galería de personajes. Aunque suene a tópico, no es más de lo mismo».

Mercero también habla de la época dorada que viven los guionistas. «España siempre ha contado con grandes profesionales. La llegada de las plataformas ha hecho que no solo haya más contenidos originales, sino también mayor volumen de trabajo. Además, las cadenas generalistas se han dado cuenta de lo que de verdad interesa a la audiencia y se han puesto las pilas».