ES NOTICIA EN ABC

El calvario de Jennifer Aniston para triunfar en «Friends»: fue obligada a perder casi 15 kilos

Cuando se cumple un cuarto de siglo del estreno de «Friends», un nuevo libro desvela varios secretos de la serie

Jennifer aniston, Rachel en «Friends»
Jennifer aniston, Rachel en «Friends»
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Cuando se cumple un cuarto de siglo del estreno de «Friends», un nuevo libro desvela varios secretos de la serie. Entre ellos, las presiones que recibió una de sus protagonistas, Jennifer Aniston, para conseguir abrirse un hueco en un Hollywood que hasta ese momento no le había hecho ni caso.

Aprovechando el aniversario de la que es considerada una de las mejores series, y por supuesto de las mejores comedias, de la historia, un sinfín de anécdotas sobre el rodaje, las tramas y los actortes han salido a la luz.

Sin embargo, ninguna revelación ha sido tan oscura como el calvario que sufrió la actriz para transformarse en Rachel que que ha publicado «Generation Friends: An Inside Look at the Show That Defined a Television Era (Generación Friends: un vistazo por dentro a la serie que definió una era en la televisión)».

Mientras hace unos días se supo que la actriz Lisa Kudrow, Phoebe Buffay en «Friends», estuvo a punto de dejar a su entrañable personaje a medias y abandonar la ficción en la tercera temporada –Matt LeBlanc (Joey) la convenció de lo contrario–, ahora el escritor Saul Austerlitz cuenta que Aniston «fue obligada a perder casi quince kilos si quería seguir en la industria de Hollywood».

«Eso va a ser terrible para mí», dijo la actriz según el portal estadounidense «The Blast», que se hace eco de parte de la publicación de Austerlitz. «Aniston no estaba gorda en absoluto», cuenta el autor, «todo el mundo podía ver lo preciosa que era. Pero, como la serie a la que un día quedaría asociada de forma perenne le hizo notar, la cámara le sumaba diez libras (otros cinco kilos)».