ES NOTICIA EN ABC

Los caídos de «The Walking Dead»: los «caminantes» ganan la batalla

De la familia inicial que luchaba por la supervivencia ya solo quedan dos rostros que AMC ha blindado con contratos millonarios

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

[Atención. Este artículo contiene spoilers]

Cuando AMC estrenó el primer capítulo de «The Walking Dead», la serie basada en los cómics de Robert Kirkmman, el 31 de octubre de 2010, sus responsables probablemente no tuvieron en cuenta que tendrían que alargar la vida de aquel grupo de supervivientes al caos que merodeaban por unos EE.UU. devastados y repletos de «caminantes» y otros humanos con sed de venganza. Nueve años quizás son ya demasiados para una ficción en la que las muertes se cuentan por decenas cada temporada y donde los guionistas parecen ya haberse inventado todas las tretas posibles para lograr que los protagonistas sigan sobreviviendo, no solo a las criaturas sobrenaturales, sino también a la situación de escasez que la ausencia de vida ha dejado en el páramo por el que deambulan sin esperanza.

De los actores que comenzaron aquel camino quedan ya ciertamente pocos. Los miembros iniciales de la familia de «The Walking Dead» han caído como moscas y a las últimas ausencias de Rick Grimes (Andrew Licoln) y Maggie (Lauren Cohan) hay que sumar ahora la de Michonne (Danai Gurira), quien se unió a la ficción de AMC en su tercera temporada y cuyas intervenciones serán esporádicas durante la próxima tanda de capítulos.

Si echamos un vistazo rápido al grupo de «The Walking Dead» que inició la lucha contra los «caminantes» comprobaremos que, nueve años después, los zombies han ganado la batalla a los humanos e incluso han podido con los que parecían más fuertes. Quedaron por el camino Lori Grimes, Shane, Andrea, Dale, Merle, Sophia o Glenn. Otras incorporaciones más tardías, como la de Hershel —cuya desaparición tocó la fibra a los espectadores— El Gobernador, Beth Greene, Denise Cloyd, Abraham, Sasha o Jesus han convertido al elenco de «The Walking Dead» en una plantilla en renovación constante con su consecuente perjuicio en las audiencias de una ficción con la que cada vez empatizan menos espectadores.

Actores blindados

No es de extrañar esta caída de fans si tenemos en cuenta que solo Daryl Dixon (Norman Reedus) y Carol Peletier (Melissa McBride) sobreviven al caos zombie desde el capítulo inicial. La serie de AMC, de hecho, blindó a Reedus y McBride con contratos millonarios tras la marcha de Andrew Lincoln para garantizar la continuidad de las estrellas e intentar mantener, así, a parte de los nostálgicos de la longeva serie. En concreto, Reedus percibirá al menos cincuenta millones de dólares en los próximos tres años, cifra que «The Hollywood Reporter» elevó hasta los 90 millones en función del rendimiento de las producciones de AMC en las que el actor esté implicado (hay que recordar que «The Walking Dead» es una franquicia que tendrá incluso películas). En el caso de Melissa McBride, la cifra asciende a 20 millones de dólares hasta 2021, una cantidad nada despreciable para dos actores que no habían tenido grandes papeles hasta la llegada del drama zombie.