ES NOTICIA EN ABC

Brad Pitt, Ralph Lauren o George Clooney: los mejores cameos de «Friends»

Este domingo 22 de septiembre se cumplen 25 años de la emisión del primer capítulo de la comedia protagonizada por Rachel, Monica, Pheobe, Joey, Ross y Chandler

Brad Pitt fue uno de los artistas invitados que pasaron por el piso de Rachel y Monica
Brad Pitt fue uno de los artistas invitados que pasaron por el piso de Rachel y Monica
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Este domingo, 22 de septiembre, se cumplen 25 años del estreno de «Friends». Durante este tiempo, la ficción ha tenido más reposiciones (y ha sido vista en más países) de las que jamás habrían imaginado. Ha sabido envejecer. Las idas y venidas de Ross y Rachel, las inquietudes profesionales de Chandler y Monica o las locuras de Pheobe siguen haciendo gracia. Sin embargo, uno de los ingredientes que hacen aún atractiva a la ficción son el sinfín de cameos que hicieron los grandes rostros de la época.

Brad Pitt se llevó el título a la perfecta estrella invitada de «Friends». Hay quien le acusó de aprovechar su noviazgo con Jennifer Aniston para utilizar la serie como escaparate; sin embargo, el intérprete consiguió crear a Will Colbert, un divertido personaje que recordó a toda la audiencia lo odiosa que debía haber sido Rachel en el instituto y lo mucho que la detestaba Ross (pese a que en el momento del reencuentro con Will sus sentimientos eran otros). Quien también mantuvo una relación con Anniston, pero en pantalla, fue Bruce Willis. Se dice que el reconocido actor aprovechó la amistad que forjó con Matthew Perry durante el rodaje de «Falsas apariencias» para sumarse al proyecto. El veterano actor interpretó al implacable pero traumado suegro de Ross y ligue esporádico de Rachel.

Si hablamos de Rachel tenemos que hablar de su hermana pequeña. Reese Witherspoon volvió a ponerse en el papel de una «rubia tonta» en «Friends» y mostró lo difícil que es independizarse cuando tus padres son ricos. Jill incluso llegó a tener varias citas con Ross para molestar a su hermana (y propiciar algún que otro momento cómico). Cuanto ha cambiado esta joven hasta convertirse en Madeline, una de las cinco de Monterrey de «Big Little Lies». Otra intérprete que ha seguido los pasos del éxito en plataformas de Witherspoon es Winona Ryder. Lo que una es a HBO, la otra lo es a Netflix. La de «Stranger Things» interpretó a Melissa Warburton, una antigua compañera de la universidad de Rachel que sigue colada por ella años después de que se dieran un beso.

La labor de actor de Joey Tribbiani también propició algunos de los cameos más recordados. De hecho, llegó tarde a la boda de Monica y Chandler, la cual tenía que oficiar, porque el mismísimo Gary Oldman (ganador de un Oscar por «El instante más oscuro») le estaba escupiendo. El británico interpretó a la estrella Richard Crosby en uno de los proyectos más importantes de la carrera de Joey. Sin embargo, su trabajo más recordado fue en «Los días de nuestra vida», donde Tribbiani se cruzó con Jessica Lockhart (Susan Sarandon). Con ella no solo tuvo un esporádico romance, también tuvo que aprenderse todos y cada de uno de sus gestos antes de que la despidieran ya que su personaje cambiaría de sexo y él tendría que interpretarlo.

«Friends», desde el primero momento, lo tenía un éxito y parece que ningún actor quiso perder la oportunidad de aparecer en la serie del momento. Ni siquiera George Clooney, quien estaba inmerso en la otra gran ficción del momento: «Urgencias». Pero el verdadero motivo de su cameo es que los directivos de la cadena idearon una estrategia para que sus ficciones se entrelazaran. Para ello, crearon un detalle argumental común e hicieron que los actores de una serie aparecieran en otra. Eso sí, con un pequeñísimo papel.

Julia Roberts ya había besado a Richard Gere en «Pretty Woman» cuando apareció ante los espectadores de «Friends» para interpretar a Susie Moss, una antigua compañera de clase humillada que decidió vengarse de la forma más divertida posible. Pero no todos los grandes cameos necesitaron papeles extensos. Robin Williams y Billy Crystal aparecieron en la ficción para interpretar a dos amigos que «simplemente» se sientan en el sofá de los chicos del Central Perk para tener una curiosa conversación íntima. Incluso, Ralph Lauren apareció ante las cámaras de «Friends» para compartir un breve trayecto en ascensor con Rachel.

En «Friends» también hubo hueco para estrellas prometedoras como Dakota Fanning. La joven intérprete demostró que no hay que ser muy brillante para tener más luces que Joey. Aún así, consiguió enamorar a la audiencia con su interpretación de la pequeña Mackenzie, quien le enseñó con mucha ternura cómo dejar marchar a Monica y Chandler.

¿Por qué se hacían estos cameos?

Según revela el libro «Generation Friends», el responsable de tanto cameo fue (indirectamente) Pat el policía, el personaje que casi se convierte en el séptimo miembro de este peculiar grupo de amigos. La NBC, tras encargar el episodio piloto a Marta Kauffman y David Crane, les pidió que incorporaran un personaje secundario en el grupo de amigos de «Friends», uno que fuese más mayor. La cadena creía que si todos los personajes principales tenían veintitantos años, limitaría el público al que podría llegar la serie. Sería un personaje de mayor edad, que solo aparecía ocasionalmente para darle consejos mientras bebían café, podría convencer a los espectadores más maduros para que siguieran la ficción.

Esta incorporación, aunque no hubiese hundido el espectáculo, habría debilitado su atractivo. Al escuchar la directriz, Kauffman y Crane aceptaron a regañadientes. Intentaron encajar al personaje, al que se referían como «Pat, el policía», inspirándose en un oficial de policía mayor que solía pasar el rato en la sala de cine donde los guionistas del programa «Dream On», Jeff Greenstein y Jeff Strauss, trabajan en su próximo guión. Incluso hicieron un casting para el papel, pero odiaron tanto el guión final que suplicaron a NBC que desistieran la idea.

A cambio de que la NBC «matara» a Pat, aseguraron que darían importancia a los padres de sus seis protagonistas y que encontrarían a estrellas invitadas que atrajeran la atención de ese público más maduro. Y así fue: la cadena aceptó y los creadores se despidieron para siempre de Pat.