ES NOTICIA EN ABC
Telenovelas

Betty la fea o Topacio: ¿qué fue de las reinas del culebrón?

Repasamos el antes y después de las divas de las grandes telenovelas que cautivaron a los espectadores de distintos países

«Betty la fea» es Ana María Orozco, después de una larga sesión de caracterización
«Betty la fea» es Ana María Orozco, después de una larga sesión de caracterización
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«Betty la fea» vuelve a triunfar en su reemisión en la cadena colombiana RCN. El canal había sufrido graves pérdidas de audiencia durante los últimos tres años. Pero, con motivo de la muerte del creador de la teleserie, Fernando Gaitán, decidió reponer los primeros capítulos de la novela con más «remakes» en todo el mundo, llegando a rehacerse en más de 40 países. Además, la original fue exportada a más de 200, en gran parte de ellos cosechando buenos datos de audiencia. La vuelta de esta serie a la parrilla colombiana ha sido un éxito, volviendo a ser la más vista de la televisión en su país de origen, sin siquiera pasar por tratamineto de imagen.

La telenovela, que fusiona el melodrama y la comedia, tiene como protagonista a Betty, una sagaz economista sin fortuna, que no consigue un puesto de trabajo acorde a su currículum por su condición de fea. El éxito de la ficción reside en la credibilidad de los problemas financieros de Ecomoda, la empresa textil donde se desarrolla la trama, y las situaciones que viven la protagonista y sus compañeras de trabajo. En ella, el creador plasmó costumbres colombianas que resultaron ser más universales de lo que inicialmente se pensó: «Betty es aún hoy un catálogo de nuestros arquetipos: los clasistas, los machistas, los abnegados, los avispados, los relegados y los corruptos, tienen su lugar en aquella oficina», matiza un editorial de la publicación colombiana «El Tiempo».

Ana María Orozco se puso en la piel de la fea, una mujer que opta por quedarse con un trabajo de secretaria y se enamora de su jefe Armando Mendoza. El personaje interpretado por Jorge Enrique Abello, por un mal manejo financiero en su empresa textil, deja en manos de Beatriz el patrimonio familiar. Una trama inteligente que fue el trabajo más importante de su creador, reconocido por ser un «gran contador de relatos», y que ya tenía a sus espaldas otro gran título: «Café con aroma de mujer». La producción se antepuso ante las biográficas series de narcotraficantes y alcanzó tanta popularidad en su estreno que los medios del país andino la calificaron como «muy potente. Si fuera una serie dirían que es la más importante en la historia de la televisión».

El caso de «Betty la fea» nos trae a la mente las telenovelas que han triunfado en nuestro país, protagonizados por divas de la pequeña pantalla. Repasamos el antes y después de las protagonistas de «Topacio» y «Cristal», entre otras protagonistas que nos amenizaron las tardes con sus lios amorosos, hace al menos dos décadas, cuando se hicieron populares los culebrones latinos:

Grecia Colmenares

Grecia Colmenares, antes y ahora
Grecia Colmenares, antes y ahora - Montaje ABC Play

«Topacio» fue la telenovela por excelencia de los años ochenta y la responsable de que se terminasen los prejuicios hacia los culebrones. La producción venezolana cautivó al público de todas las edades. En ella, Grecia Colmenares encarnaba a una campesina ciega que se enamora apasionadamente de Jorge Luis, un hombre acaudalado y de buena cuna. En España fue Telecinco la cadena que emitió el «remake» de «Esmeralda», una producción mexicana protagonizada por Lupita Ferrer (Cristal) en 1970. «Sin tu mirada» está basada en la misma historia y se estrenó en Nova este mismo año.

Grecia Colmenares consiguió éxito internacional con su papel en la serie y siguió el resto de su carrera dedicada al mundo del culebrón, participando en otras telenovelas de éxito como «María de nadie» o «Manuela». Se casó con el empresario argentino Marcelo Pelegri, con quien tuvo un hijo, Gianfranco, que también se dedica a la interpretación. La actriz venezolana, que ya cuenta 54 años, vive en el país de su marido y mantiene el espectacular y juvenil aspecto que lucía cuando participó en Topacio.

Jeanette Rodríguez

Jeanette Rodríguez, antes y ahora
Jeanette Rodríguez, antes y ahora - Montaje ABC Play

Jeanette Rodríguez comparte varias cosas con Grecia Colmenares. Las dos son venezolanas y le deben su éxito a «Topacio», aunque el papel de Rodríguez era bien distinto al de su compañera. La actriz intepretaba a la malvada Yolanda. Poco después de participar en dicha telenovela, se coronó en Cristal, otro de los clásicos del boom ochentero del género. Su personaje fue el de una joven que deja atrás un vida muy dura para convertirse en una exitosa modelo.

En la década de los noventa, apareció en producciones como «Micaela» o «Todo por tu amor», pero su éxito fue diluyéndose. En 2003, reapareció en la versión venezolana del reality «Supervivientes», donde prontó se ganó el desprecio de sus compañeros y del público por su mal carácter. Afincada en Miami, en el año 2010 tuvo un papel secundario en la película «Miss Tacuarembó», pero su principal ocupación es el teatro.

Catherine Fulop

Catherine Fulop, antes y ahora
Catherine Fulop, antes y ahora - Montaje ABC Play

Otra venezolana que triunfó con el auge de la telenovela a finales de los 80 y comienzos de los 90 fue Catherine Amanda Fulop García. La producción que la llevó al estrellato fue «Abigail», donde interpretó el papel protagonista. La actriz daba vida encarnaba a la caprichosa hija única de un acaudalado empresario que se enamora de su profesor. En España, Fulop llegó a ser muy conocida, llegando a aparecer con asiduidad en programas del corazón junto a su marido Fernando Carrillo, también actor de Abigail.

Tras separarse de Carrillo, Catherine contrajo matrimonio con Osvaldo Sabatini, hermano de la tenista Gabriela Sabatini. La mayor parte de su carrera a partir del año 2000 consiste en apariciones en programas de televisión y realities argentinos como «Bailando por un sueño». En 2003, regresó a la ficción con un papel en «Rebelde Way», donde interpretó a Sonia Rey, madre de Marizza, una de las adolescentes de la serie.

Lucía Méndez

Lucía Méndez, antes y ahora
Lucía Méndez, antes y ahora - Montaje ABC Play

La mexicana Lucía Méndez (Guanajuato, 1955) mantiene desde comienzos de los setenta una brillante carrera como actriz y cantante. Obtuvo su primer papel importante en 1975 gracias a la telenovela «Paloma», trabajo por el que recibió el premio Calendario Azteca como revelación en la televisión. A nivel internacional, se dió a conocer por su interpretación en la mítica «Viviana», en 1978. Dos años después, formó parte del reparto de «Colorina», cuyo banda sonora salió de las manos de Camilo Sesto. «Colorina» fue una producción marcada por la polémica al estar protagonizada por una prostituta, a la que daba vida Méndez.

Casada en dos ocasiones, primero con el productor Pedro Torres, con quien tuvo a su único hijo, y en 2004 con el cubano-americano Arturo Jordán, de quien se separó en 2007. En 2003, le fue concedida la nacionalidad estadounidense y desde entonces vive en Miami. Sus 64 años no le impiden proseguir con su frenética actividad, tanto musical como dramática. En 2017, publicó un álbum llamado «Un alma en pena», y participó en el rodaje de la serie las «13 esposas» de Wilson Fernández.

Victoria Ruffo

Victoria Ruffo, antes y ahora
Victoria Ruffo, antes y ahora - Montaje ABC Play

Victoria Ruffo proviene de una familia dedicada al mundo de la televisión y la interpretación. Fueron dos los trabajos más significativos en la carrera los que la llevaron a la fama, no solamente en México. El primero fue su aparición en «La fiera», en 1983, donde obtuvo el papel de Natalie, la protagonista. Se Interpretaba a una muchacha humilde, de barrio obrero y escasa educación, pero muy hermosa que consigue encandilar a Víctor Alfonso, un joven millonario al que conoce desde niña.

Su otro gran éxito fue «Simplemente María», producida en 1989, donde interpreta un personaje muy parecido: joven provinciana que viaja a la gran ciudad a servir como criada en casa de una familia burguesa y que terminan conquistando el corazón de uno de los hijos.

Desde entonces, ha continuado participando en múltiples series, películas y obras de teatro, aunque con ninguna ha llegado tan alto como lo hizo al comienzo de su carrera. El papel más relevante que ha interpretado en los últimos años es el de ella misma, pues es una habitual en los programas del corazón por sus problemas familiares y amorosos.

Leticia Calderón

Leticia Calderón, antes y ahora
Leticia Calderón, antes y ahora - Montaje ABC Play

Nacida en 1968 en Ciudad de México, Leticia Calderón es otra de las reinas del culebrón que no han conocido mejor reciclaje que aparecer en la prensa rosa. Con solo catorce años debutó como actriz de telenovela en «Amalia Batista». Apenas un año después apareció en «Principessa». Su primer papel protagonista llegó en «La indomable», donde interpreta a María Fernanda, una mujer explosiva, rica y despechada. Después llegaron otras grandes producciones como «La casa al final de la calle» o «Esmeralda».

En el año 2000, se retiró de la escena pública para dedicarse plenamente a su hijo con Síndrome de Down. Ocho años después, volvió a aparecer en la pantalla y en los teatros, con obras como «12 mujeres sin piedad», una adaptación de la clásica película de Sidney Lumet. También se ha lanzado a la literatura, publicando «Luciano, un ángel en mi vida». Y ha aparecido en las telenovelas como «Mujeres de negro», «A que no me dejas» o «Amor bravío».

Verónica Castro

Verónica Castro, antes y ahora
Verónica Castro, antes y ahora - Montaje ABC Play

Pocas telenovelas arrasaron en España como «Los ricos también lloran», donde la actriz mexicana Verónica Castro interpretó a Mariana Villareal. Corría el año 1986 y era la primera vez que una telenovela se emitía en el país. La apuesta fue salió redonda para RTVE. Su papel en «Los ricos también lloran» catapultó a Castro a la fama mundial. Ya antes había trabajado para cine, teatro y televisión, pero hasta finales de los 80 no fue muy grande su éxito.

Desde entonces, además de proseguir con su carrera como actriz en todos los formatos, Castro ha presentado infinidad de programas, entre ellos tres temporadas de la edición mexicana de «Gran Hermano VIP». Con menos fortuna, Verónica Castro mantiene una desigual carrera musical que tuvo su última entrega en 2009 con la publicación de «Resurrección». Esta faceta la heredó su hijo Cristian Castro («Azul»), que se dedica a la música desde principios de los 90.

Verónica Castro volvió en 2018 a la televisión de la mano de Netflix, en el culebrón mexicano «La casa de las flores». Interpretó el papel de la implacable matriarca Virginia De La Mora en esta pintoresca producción internacional donde también trabaja Paco León como María José, un personaje trans.

Mariela Alcalá

Mariela Alcalá, antes y ahora
Mariela Alcalá, antes y ahora - Montaje ABC Play

Mariela Alcalá fue otro de los rostros habituales en las pantallas españolas allá por los años ochenta. En «Cristal», que llegó a convocar a 10 millones de españoles ante su televisor, hacía el papel de Inocencia, la enamoradiza consejera y amiga de Cristina (Jeanette Rodríguez). Otro de sus papeles más celebrados en España fue el interpretado en «Rubí», donde se mete en la piel de una joven de los suburbios de Caracas que enamora a Víctor Alfonso, un burguesito de los barrios caros.

Casada y con tres hijos, tras más de tres décadas sigue dedicándose al mundo de la interpretación.