ES NOTICIA EN ABC

Àlex Monner, de emocionar a Spielberg a liderar ETA

El joven actor saltó a la palestra en «Pulseras Rojas», donde interpretaba a un adolescente con cáncer, se meterá en la piel de Txabi Etxebarrieta en «La línea invisible», de Movistar+

Àlex Monner en el rodaje de «La línea invisible»
Àlex Monner en el rodaje de «La línea invisible»
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Tiene solo 24 años y ya ha llamado la atención de Steven Spielberg. A sus hombros, el joven Àlex Monner se ha echado papeles complejos y ha salido siempre airado.

El rol que más notoriedad le ha reportado, no solo por emocionar al director de «Indiana Jones» sino por la entereza con la que resolvía el difícil reto, fue como líder del grupo de adolescentes con cáncer de «Pulseras rojas», papel para el que Pau Freixas le reclamó después de haberle dirigido en su debut en la película «Héroes». Lleó, ese chico con la pierna amputada por culpa del cáncer, le garantizó otra colaboración con Freixas, la tercera, además de abrirle las puertas en la industria.

El cineasta volvió a contar con Monner en su salto a la televisión nacional, dándole un papel junto a Pepón Nieto y Blanca Portillo en la serie de Telecinco «Sé quién eres», papel que le valió una candidatura a los Premios Feroz hace dos años, otra nominación en su carrera después de la obtenida en 2012 al mejor actor revelación en los Goya por «Los niños salvajes», una interpretación por la que sí recibió otro galardón, el Premio Gaudí al mejor actor. Su talento incipiente y su capacidad para adaptarse a cualquier papel le ha valido la participación en diferentes géneros, donde siempre ha sabido explotar su camaleónico registro. Como en la tercera película de «REC», donde dio vida a Adrián.

Un currículum impecable que no le libró de las críticas en la serie «Vivir sin permiso», junto a José Coronado, cuya interpretación de un personaje gay exdrogadicto que mantiene una relación con Ricardo Gómez («Cuéntame cómo pasó») levantó ampollas entre la comunidad homosexual, que le reprochó la exageración en los gestos y los manerismos estereotipados.

El bache con el público no le ha pasado factura, toda vez que Miguel Ángel Barroso, el presidente de la Academia de Cine, le ha fichado para protagonizar «La línea invisible», donde Àlex Monner se meterá en la piel de Txabi Etxebarrieta, el primer líder de ETA, en la serie de Movistar+ sobre el comienzo de los años más negros de la historia del País Vasco.

«Mi madre es de Azpeitia, y tengo un recuerdo horrible de ETA. Mis abuelos no quieren hablar de esto, nunca han hablado de política en casa», reveló el actor a Helena Cortés en ABC. «Cuando les conté que iba a hacer la serie me dijeron: “Qué bien que grabes en el País Vasco, aunque va a ser fuerte verte hacer de etarra...”», recuerda Monner, que se mudó tres semanas con ellos para preparar el personaje y que gracias a «La línea invisible» ha reflexionado e investigado un pasado demasiado lejano para él.