Es Noticia

Aitana Sánchez Gijón: «No es verdad que seamos competitivas, nos gusta hacer piña»

Movistar+ estrena en #0 la segunda temporada de «Velvet Colección», para la que prepara «un final grandioso»

Aitana Sánchez-Gijón da vida a Doña Blanca en «Velvet Colección»
Aitana Sánchez-Gijón da vida a Doña Blanca en «Velvet Colección» - Enrique Baró Ubach
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Tras decenas de capítulos y varias décadas de colecciones de moda y romances, ha llegado el momento de cerrar las galerías Velvet, esta vez para siempre. Movistar+, que reabrió la ficción con una franquicia en Barcelona, ha decidido que esta segunda vida de «Velvet» durará tres temporadas. En febrero comienzan a grabar los nuevos episodios, para los que han prometido un final «grandioso». Pero antes, los protagonistas de «Velvet Colección», que estrena hoy su segunda temporada (en #0, a las 23.00 horas), tienen un penúltimo encargo: hacer el traje de coronación para la reina de Irán.

«La llegada de Omar (Andrés Velencoso) es la que hace que todo vibre. Él es embajador y ese es su encargo oficial, pero es un tipo oscuro que se dedica al comercio ilegal de joyas. Entonces Mateo comienza a sospechar de él, lo que no espera es que tenga interés romántico con Clara. La relación de los dos es la gran historia de amor de esta segunda vida de Velvet. Y esta temporada están muy trabajados como pareja. Comienzan pidiéndose el divorcio y acaban con un tira y afloja muy bonito», cuenta Teresa Fernández-Valdés, productora ejecutiva de la serie de Bambú, que ya está maquinando grandes ideas para el final, que comenzará a grabarse en febrero.

Cuestión de fe

«Antena 3 ya no creía tanto en la serie sin los protagonistas, porque para ellos “Velvet” era la historia de amor de Alberto y Ana. Pero nosotros sentíamos la serie en plena forma, Movistar vio que el mundo “Velvet” era mucho más allá y nos preguntó cuántas temporadas veíamos para el spin off. Nosotros dijimos que la medida de nuestras series son tres, que eso se puede defender, y esa cifra se quedó en la mente de todos. La serie está muy fresca, ahora nos metemos con Mateo en nuevos géneros y es muy divertida. Entonces, Domingo Corral, responsable de ficción de Movistar+, nos volvió a preguntar si estábamos seguros de querer acabar en la tercera, que para nosotros es en realidad una séptima y merece la pena darle un buen final», añade la productora.

Bambú despedirá con «Velvet» una fórmula de éxito que han convertido en algo casi inagotable: los grupos de chicas. «A veces queda la sensación de que siempre hacemos el mismo esquema, pero a Netflix le presentamos cinco series y solo “Las chicas del cable” estaba protagonizada por un grupo de mujeres. Es un as que tenemos en la manga, nos sentimos cómodos contando historias de mujeres fuertes, y hemos hecho todo tipo de grupos».

Sacar las pistolas

Fernández-Valdés propone, de hecho, un cambio radical: «El cuerpo nos pide irnos a hombres, como en “Fariña”. O que el discurso sea una vuelta más, de mujeres cansadas de reivindicarse. Me apetece sacar las pistolas y que la mujer sea una bestia, que no dé nada de ejemplo. Si la tele me lo compra lo haré», desvela la productora.

Aitana Sánchez-Gijón, una veterana del medio que vuelve a «Velvet Colección» esta temporada –«la renovación me pilló desprevenida y ya tenía una agenda infernal», confesó–, también cree que es un buen momento para contar historias de mujeres, sean del tipo que sean. Historias que son a su vez espejo y reflejo de la sociedad.

«En ficciones como “Velvet” o “Las chicas del cable” se ha creado esa complicidad femenina con esos personajes fuertes, que trabajan, se enamoran, sufren, se recuperan y toman decisiones. Es decir, son mujeres capaces que hacen piña, porque nos ponen a veces como si fuéramos competitivas, pero no es verdad, es una imagen bastante distorsionada. No digo que no se pueda dar, pero la realidad es que somos solidarias, nos gusta hacer piña, nos consolamos, nos apoyamos, nos escuchamos y nos desahogamos juntas. Y eso es algo que el público reconoce como algo que le pasa en la vida y se ve reflejado en ello», concluye la actriz.