Es Noticia

Ahora las «Gigantes» son ellas

Las mujeres toman las riendas en la serie que Movistar+ estrena el viernes, presentada este lunes en Málaga

Sofía Oria y Yolanda Torosio, en el rodaje de «Gigantes»
Sofía Oria y Yolanda Torosio, en el rodaje de «Gigantes» - Movistar+
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«Los Guerrero continúan con esa carrera imposible que se han empeñado en echar contra su destino». Enrique Urbizu vuelve a poner a esta despreciable familia contra la pared en la segunda (y última) entrega de «Gigantes», que se estrena en Movistar+ el próximo viernes, 22 de marzo. Los hermanos tendrán que enfrentarse al peor momento de su historia familiar.

A punto de ser destruidos por sus socios colombianos y detenidos por la inspectora Márquez, no tendrán más remedio que superar sus diferencias y luchar hombro con hombro, como si fuesen buenos hermanos. «Todo se une en su contra», afirma el director, que presentó ayer los dos primeros capítulos de esta entrega final en el Festival de Cine de Málaga.

La «principal fuerza» que «destruye el poder de los Guerrero» es «una curiosa alianza de personajes femeninos, muy dispares, con intereses propios cada una de ellas», explica Urbizu. «Hay un cambio de reglas. Ahora podemos ver cómo muchos de los perfiles que se dibujaban en la primera entrega toman las riendas para frenar y crear acciones violentas», reflexiona Elisabet Gelabert, encargada de interpretar a la inspectora Ángela Márquez. Todos los personajes femeninos evolucionan. «Lo hacen los buenos, pero también los malos», matiza Carlos Librado «Nene». Como Carmen: «Esta alianza no solo nace para ir en contra de los Guerrero. Mi personaje no está realmente en contra, pero escoge su camino. Va a llevarse a quien pueda por delante. Va a coger esa violencia creada en ese mundo tan masculino que ya no lo es tanto y va a continuar con ella», explica la actriz Sofía Oria.

«Siempre las mismas caras»

La evolución de «Gigantes» no solo es «lógica», también necesaria. «Desde el primer momento fue criticada por su testosterona. Se presentó como una serie masculina, pero las únicas que han plantado cara han sido las mujeres, que hacen un trabajo espectacular», destaca Carlos Librado. «Espero que estas bestias no paren de currar porque estoy cansado de ver siempre las mismas caras», espetó. «Esto es posible gracias a Urbizu, que no le importa qué títulos tengamos detrás o cuántos seguidores poseamos en Instagram, dice Ariana Martínez. «Ojalá hayamos venido para quedarnos», añadió Gelabert.

No fue el único halago al director vasco. El salón Rossini del Teatro Cervantes parecía plagado de seguidores acérrimos más que de periodistas. «Gracias por los trabajos que nos regalas», llegaron a decir al director, quien restó importancia a su trabajo para no emocionarse. «Todo el equipo ha trabajado duro para que la serie siga siendo fiel a sí misma, kamikaze, atrevida y sorprendente», pero esta segunda temporada «es más variada en tonos y colores».

«Será un festival para el espectador que quiera jugar y sea aficionado a un buen serial, porque su mundo es fascinante, con personajes con los que es casi imposible empatizar, pero que se nos pegan a la piel gracias al trabajo de los actores». «Gigantes», al igual que Urbizu, respira cine y aún quedan seis capítulos para descubrir el final.