ES NOTICIA EN ABC

Los actores también se tatúan (sus propias) series de televisión

Protagonistas de «Breaking bad» y «Juego de tronos» han dejado constancia en sus propias carnes de las ficciones en las que han trabajado durante años

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Las series de televisión pueden llegar a convertirse en una verdadera experiencia que cambia la vida a sus espectadores (los más fanáticos, todo sea dicho). No es raro encontrarse con personas con la cabeza de Heisenberg («Breaking Bad») tatuada o incluso el simbólico árbol de los créditos iniciales de «A dos metros bajo tierra». Una experiencia que sus intérpretes protagonistas igualmente viven –aunque de otra manera–, por lo que también caen en la tentación de tatuar sus cuerpos como recordatorio de un momento importante de sus vidas.

Juego de tronos

El final de «Juego de tronos» se acerca –tan sólo habrá que esperar hasta el próximo verano–, pero el rodaje ya ha finalizado. Es por ello que algunos de sus protagonistas han decidido tatuarse algo que les recuerde su trayectoria profesional durante los últimos 8 años. El pasado mes de junio Sophie Turner (Sansa) le mostró a James Corden la frase que se ha grabado en su brazo: «The pack survives» («La manada sobrevive»), en alusión a la familia Stark. Su hermana en la ficción, Maisie Williams (Arya), también se ha decantado por una frase, pero en la nuca: «No one» («Nadie»), que hace alusión a un momento clave e indispensable de su personaje en la sexta temporada.

Breaking Bad

El final de otra mítica serie, «Breaking Bad», también fue motivo para que su dúo protagonista se tatuara en homenaje a la misma tras 5 años de emisión. De hecho, fue el último día de rodaje cuando Bryan Cranston (Walter White) se atrevió. El protagonista se decantó por la abreviación de la ficción «Br Ba» en su dedo índice para así pasar desapercibido. Su compañero de reparto, Aaron Paul (Jesse Pinkman), se decantó por una frase, «No Half Measures» («sin medidas tintas»), en alusión al penúltimo episodio de la tercera temporada titulado «Half Measures».

Por trece razones

Aún le queda vida a «Por trece razones» –Netflix la renovó por una tercera temporada–, pero su estreno en 2017 fue motivo más que suficiente para que varios de sus involucrados se tatuaran debido a la impronta personal del proyecto para ellos. Junto a otros dos actores (Alisha Boe y Tommy Dorfman), su productora ejecutiva Selena Gómez se tatuó un «punto y coma» como símbolo de la conciencia sobre salud mental y la prevención del suicidio (temas que la serie ha abordado de manera polémica durante sus dos temporadas).

Pequeñas mentirosas

Con motivo del final de «Pequeñas mentirosas» («Pretty Little Liars») tras 7 años, todas sus actrices protagonistas se tatuaron en su dedo corazón la inicial de los nombres de sus personajes. El «quid» del tatuaje es que en los créditos iniciales de la serie de misterio sus personajes mandan callar con dicho dedo.

Una serie de catastróficas desdichas

Aún no lo ha hecho, pero «Una serie de catastróficas desdichas» finalizará en Netflix tras su tercera temporada. Fue en 2017 cuando su actor protagonista, Neil Patrick Harris, celebró la renovación por una segunda parte con un tatuaje. En este caso, el símbolo de la sociedad secreta a la que pertenece el villano de la serie.