Es Noticia

«Estoy vivo», un cóctel terrorífico y perfecto de géneros

La segunda temporada de la serie de TVE es aún más arriesgada e intensa que la primera

El elenco de «Estoy vivo» ayer en el FesTVal de Vitoria
El elenco de «Estoy vivo» ayer en el FesTVal de Vitoria - EFE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Los protagonistas de «Estoy vivo», cuando presentaron la serie creada por Daniel Écija en el pasado FesTVal, sabían que tenían entre manos un producto arriesgado: una mezcla de drama familiar y serie paranormal con toques de policiaco y comedia. Sin embargo, la primera temporada de la serie protagonizada por Javier Gutiérrez, Alejo Sauras y Anna Castillo salió airosa del reto y se convirtió en un gran éxito, con 2,4 millones de seguidores de media y casi un 14% de cuota de pantalla. Con el impulso y la confianza que dan esos datos, este curso la serie es aún más arriesgada y original, y suma toques de terror a su cóctel ya casi perfecto.

El punto de partida del nuevo episodio es justo el final del anterior: la llegada de la mujer de Márquez. A partir de ahí, una nueva visita a la Pasarela (más creíble a nivel efectos especiales) trastoca el futuro de los protagonistas. Muchos de ellos vuelven a la casilla de salida con la mochila emocional de haber sufrido más de lo que deberían. Igual que ocurrió en la temporada anterior con el alzhéimer, aquí volverán a tratar cuestiones sociales delicadas como el alcoholismo.

En lo policiaco, aunque ahora no hay un Carnicero que perseguir, pero sí una niña ¿fantasmagórica? como las gemelas de «El Resplandor», que dará más de un susto al espectador y un nuevo misterio por resolver a Márquez y el Enlace. Menos mal que el drama y el terror se siguen compensando con dosis de humor costumbrista que llegan en el momento perfecto.

Los actores siguen tan en forma como sus personajes y la puesta en escena incluso mejora. Los créditos y el póster promocional, de esos que merece la pena no saltarse, deberían ayudarnos a sacudirnos los complejos mirando a las plataformas. Como dijo Javier Gutiérrez, en las cadenas generalistas también se hace buena televisión.