ES NOTICIA EN ABC

Por qué «La casa de papel» y «Sé quién eres» están dando una lección a Netflix

La plataforma de pago se estrena en la ficción nacional con «Las chicas del cable», una serie poco arriesgada de calidad cuestionable

Los protagonistas de «La Casa de Papel», que se emite en Antena 3
Los protagonistas de «La Casa de Papel», que se emite en Antena 3
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El catálogo actual de series norteamericanas es prácticamente inabarcable. Si analizamos la lista de ficciones renovadas este año por los grandes canales en abierto de EE.UU. veremos que, sin que se hayan celebrado los «upfronts», la lista asciende a más de cincuenta producciones. Todo ello, sin contar los nuevos estrenos y las series sobre las, por el momento, nadie se ha pronunciado todavía. En el catálogo, llegadas que dan sobradamente la talla como «The Handmaid's Tale» o regresos que tienen a medio planeta en vilo como el de «Juego de Tronos».

La entrada de Netflix en España, una plataforma barata y de catálogo completo, ha logrado que grandes series como «Narcos» o «House of Cards» irrumpan con éxito en los hogares españoles. Su oferta la completan, de sobra, Movistar+, Amazon y HBO España, que nos ofrecen, entre otras cosas, el regreso de «Twin Peaks», «The Man in the High Castle» o «This is Us», esta última una de la más aclamadas por la crítica durante el último año. Está claro que de series extranjeras vamos servidos, pero ¿está marginada la ficción española en las plataformas de pago?

De entre todas las plataformas, Movistar+ es la única que ha decidido apostar fuerte por el producto nacional y ya ha puesto en marcha series como «La Peste», «La Zona» y «Velvet Colección». La primera está bajo la supervisión de Alberto Rodríguez, el director del aclamado filme «La Isla Mínima» (2014) mientras que «La Zona» lleva el sello de los hermanos Sánchez-Cabezudo, responsables de «Crematorio». Esta temporada hemos visto también el regreso de «Qué fue de Jorge Sanz», la serie de autor más aclamada en los últimos años y que lleva la firma de David Trueba. Con todo, no hay que olvidar que Movistar+ ha vivido más de seis años de letargo en el terreno de la ficción televisiva. Tras los éxitos obtenidos con «Qué fue de Jorge Sanz» (2010) y «Crematorio» (2011), la plataforma decidió aparcar su ambición por la producción propia hasta que se percató de que Netflix y HBO España comenzaban a pisarle el terreno.

Canales en abierto

Mientras tanto, la ficción española ha seguido su camino en los canales en abierto que, lejos de amilanarse ante la presión de las series extranjeras y el auge de las grandes empresas, llevan años creando productos merecedores de cualquier televisión de pago. En los últimos tiempos hemos podido disfrutar de las aclamadísimas «Vis a Vis», «Velvet», «Gran Hotel», «Los misterios de Laura», «El Príncipe» o «Mar de Plástico», entre otras. Por no hablar de «El Ministerio del Tiempo», cuyo regreso llegará en breve Televisión Española prometiendo emociones fuertes. [Aquí nuestra crítica del primer episodio]

En los últimos meses, «Sé Quién Eres», creada por Pau Freixas y producida por Mediaset, ha logrado mantener a media España en vilo gracias a un magistral juego en el que los secretos, las confesiones y los múltiples giros tenían como colofón un final perfecto, digno de cualquier megaproducción de Hollywood. Desde la semana pasada, «La Casa de Papel», que narra el atraco a Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, ha cautivado a crítica y público gracias a un formato innovador y poco visto en televisión: la serie se centra en un robo narrado, casi, en tiempo real. Una apuesta arriesgada y que podía correr el peligro de aburrir al público algo que, por el momento, no parece que vaya a suceder.

Frente a ambas producciones, el desembarco de Netflix en España se ha llevado a cabo mediante «Las chicas del cable», una ficción floja de calidad cuestionable que en nada puede plantar cara a las producciones de Mediaset y Atresmedia. La plataforma tira de Blanca Suárez como principal reclamo para atraer al espectador a lo que podría ser un remake de «Velvet» (cambiamos moda por teléfonos) que gira en torno a los secretos de Alba (o Lidia Aguilar) y su amor por Francisco (Yon González). Cero riesgo y, desde luego, mínima inovación en una historia en la que solo destaca una gran Maggie Civantos en el papel de Ángeles.

«Las Chicas del Cable» no es más que el desembarco fácil de Netflix en España. La plataforma peca, y mucho, de ir a tiro hecho sabedora de que las tramas de época suelen gustar a la audiencia. Si tiene Netflix no lo dude: «Sense8» o «Master of none» son muy buenas opciones. Si, por el contrario, lo que busca es ficción nacional, olvídese de pagar por contenidos. De momento.