ES NOTICIA EN ABC

Oscars 2017 Emma Stone, mejor actriz protagonista en los Oscars

Su papel en La La Land ha ratificado su magnífico estado de forma y, tras dos nominaciones, le da el ansiado Oscar

Emma Stone, ganadora del Oscar a la mejor actriz - GTRESONLINE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Cantó y bailó, sin saber hacerlo. Corrió riesgos y ganó por ello. Nadie pensó hace unos años, cuando una carismática y dulce actriz pelirroja protagonizaba comedias románticas como «Crazy Stupid Love», que el porvenir de esta joven intérprete era tan prometedor. Algunos incluso han destronado a la siempre mediática Jennifer Lawrence como «novia de América», y han coronado a Emma Stone, de la que muchos votantes de los Oscars han asegurado «que todo el mundo la quiere».

Pero sus esfuerzos por no encasillarse, compaginando blockbusters como «Spiderman» y comedias, han dado sus frutos. Tras una nominación fallida como mejor actriz de reparto en «Birdman», por fin se ha llevado la preciada estatuilla.

En realidad, Emma Stone representa lo que su Mia en La La Land. Esa actriz que lo intentó todo, y al final terminó consiguiéndolo. Su campaña previa a los Oscars, presente en casi todos los premios de la crítica, anticipaba una victoria. Por lo menos al mérito. «Todavía tengo mucho por delante, crecer madurar, pero esto es un gran incentivo para seguir», ha reconocido, temblorosa, en su discurso, uno de los más emotivos de la gala de los Oscars. Como ser la enésima vuelta de tuerca de Cruella de Vil. Si pudo emocionar a todos con su «The Audition», por qué no, cualquier reto es posible.

«Un momento como este es una confluencia de fortuna y oportunidad (...) Gracias por la fe, la paciencia y esta experiencia maravillosa. Gracias Ryan (Gosling) por hacerme reír, por poner el listón tan alto y ser el mejor compañero en este proyecto (...) Voy a abrazaros a todos cuando vuelva a sentir el cuerpo», zanjó la actriz.

En los Oscars 2017 no cantó ni bailó. Pero volvió a brillar como lo hizo en La La Land. Y aunque la victoria de la película de Damien Chazelle quedó algo deslucida por todos los Oscars 2017 que pudo haber ganado, y sobre todo por ese épico final de infarto, invitaba a soñar. Emma lo hizo, y sus sueños se convirtieron en realidad.