ES NOTICIA EN ABC

Hallan muerto al cómico Brody Stevens, actor de «Resacón en Las Vegas»

El intérprete, que aparentemente se habría suicidado, fue encontrado sin vida en su domicilio de Los Ángeles antes de la ceremonia de los Oscar

El actor y humorista Brody Stevens
El actor y humorista Brody Stevens - COMEDY CENTRAL
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La 91ª edición de los Premios Oscar se vio enturbiada en sus días previos por acontecimientos de lo más tristes en materia cinematográfica. Poco antes de los premios, fallecían el presentador y actor Clark Gable III, nieto del célebre intérprete Clark Gable –ganador de una estatuilla– y el reconocido director de cine Stanley Donen, artítice de «Cantando bajo la lluvia».

A ellos se uniría también el actor y cómico Steven Brody Stevens, conocido por su trabajo como humorista en varios programas y series estadounidenses, así como por su participación en comedias como «Resacón en Las Vegas» y «Salidos de cuentas». El intérprete, de 48 años y al que también se conocía en los círculos televisivos como SBS, fue encontrado muerto en su casa de Los Ángeles (California) el pasado 22 de febrero.

Tal y como informa «TMZ», la causa de la muerte del actor, cuyo nombre de pila era Steven James Brody, habría sido el suicidio. De acuerdo con el citado medio, Stevens fue encontrado «ahorcado» en su domicilio en el mediodía del viernes, cerca de las 13.00 hora local de California.

Nacido el 22 de mayo de 1970 y aficionado al béisbol, la carrera de Stevens en la interpretación arrancó a finales de los noventa, haciendo sketches para el «late show» de Conan O'Brien. Desde entonces, se había hecho con un hueco en el mundo de la comedia norteamericana y había formado parte de programas nocturnos tan conocidos como los de Jimmy Kimmel y Craig Kilborn.

En la última década, Stevens también había participado en películas tan exitosas como «Resacón en Las Vegas», su secuela «Resacón 2: ¡Ahora en Tailandia!» y «Salidos de cuentas». En 2013, protagonizó el espacio «Brody Stevens: Enjoy it!», una miniserie documental producida por Comedy Central y HBO que seguía al cómico en su vida cotidiana junto a su amigo Zach Galifianakis, reconocido actor de comedia estadounidense.

Como cuenta «TMZ», Stevens había tenido que lidiar con problemas mentales en el pasado. En 2011, fue hospitalizado tras sufrir un trastorno bipolar. En las últimas semanas, había tomado parte de eventos pioneros en la industria del humor como el Festival de Comedia de Montreal y Vancouver en Canadá o el Festival de la Amistad de Burbank. En el último, estuvo justo dos días antes de su deceso. Un día antes de aparentemente quitarse la vida, publicó su último mensaje en Twitter. «Estoy preparado para regresar al circuito de festivales».