ES NOTICIA EN ABC

«Yesterday»: ¿Triunfarían los Beatles en el mundo de hoy?

El director Danny Boyle imagina qué pasaría si todo el planeta se olvidara de las canciones de los Fab Four de Liverpool

Escena de Yesterday
Escena de Yesterday
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Escuchar 17 canciones de los Beatles en una sala de cine ya es todo un acontecimiento. Si se le añade el vértigo con el que filma Danny Boyle y el toque romántico del guionista Richard Curtis (que escribió «Love Actually» o «Notting Hill»), aparece «Yesterday», una verdadera fiesta musical con una premisa tan potente como escuchar «Let it be» por primera vez: ¿Qué pasaría si el mundo se olvida de la música de los Beatles? De sus canciones, de su vertiginoso ascenso a la fama, de su turbulento final... Todo se ha esfumado de la memoria colectiva. De todos menos del protagonista del filme, Jack Malik, a quien pone voz y alma Himesh Patel, un compositor mediocre que se apropia de la música del cuarteto de Liverpool para triunfar. Imposible no hacerlo con ese material.

No cabe duda de que los «biopics» sobre estrellas de la música están de moda y, si bien «Yesterday» no es como «Rocketman» o «Bohemian Rhapsody», sí pone en valor la vida de los creadores de joyas como «Strawberry fields forever», «Hey Jude» o «She loves you». «No es una biografía sino un homenaje a la música de los Beatles. Para ellos, que estuvieron de acuerdo desde el principio, fue una forma de conseguir dinero con su catálogo», advirtió el director en la entrevista con ABC durante el Festival de Nueva York. Boyle relata, ya más serio, que contó con el apoyo de los miembros de la banda para arreglar con libertad las canciones dentro del tono melancólico de la película. «Hay un par de excepciones, pero creo que hemos tratado de mantener los temas originales sin cambiarlas demasiado. Creo que la única excepción es “Help”, que es una versión más agresiva por el momento y el contexto en el que se interpreta en la historia. Creo que esa canción, aunque es un gran tema pop, es, al mismo tiempo, el grito de un John Lennon que se sentía atrapado dentro de la fama y el éxito».

Vivir sin música

En realidad, el filme cuestiona si se podría vivir sin los Beatles, a lo que Ed Sheeran, la estrella musical del momento que se revela como gran humorista en «Yesterday», confiesa que no, que ellos son los mejores que han existido. «El alma de una canción no se puede fabricar», explica el cantante. Quizá por eso la elección de Himesh para el papel protagonista fue clave «No es un actor muy conocido, pero es muy carismático. Desde luego vimos mejores cantantes, pero no tenían la misma magia al cantar porque él tiene la melancolía que yo necesitaba para el personaje», explicó el director, al tiempo que confesaba una divertida anécdota: «Tuvimos que convencer al estudio porque ellos preferían a alguien como Ryan Gosling. No elegí a Himesh por su conocimiento musical, sino por la conexión con las canciones», sentenció el cineasta.

El realizador de «Trainspotting», «28 días después» y «Slumdog Millionaire» demuestra que la «beatlemanía» fue un fenómeno social más que un movimiento musical. Lo hace cuestionando la edad de oro del consumismo y poniendo de relieve los valores individuales sobre la sed de triunfo rápido tan habitual de esta sociedad plagada de concursos para jóvenes en busca de fama efímera. «Los Beatles nos brindaron temas auténticos y honestos, era una época donde la música tenía otro valor. No estaba tan comercializada. Sus canciones son parte de nuestra humanidad», lamentó.

Después de bajarse del carro de la entrega número 25 de la saga de James Bond, el británico Danny Boyle se embarcó con «Yesterday» en un filme que poco o nada tiene que ver con su filmografía. Pese a todo logró concentrarse en rodar sin perder demasiado el control. «Esta es una película mucho más ligera que las que he dirigido y tuve que adaptarme. Aunque cambié algunos detalles del guion de Curtis, intenté mantener su esencia. Hay una ley en la comedia que previene a los directores de cortar a sus intérpretes. He frenado mis impulsos de cambiar sus actuaciones en la sala de edición. Eso me obligó a dirigir sin que se notara», explicó Boyle.

«Beatlemanía»

Tal vez por nostalgia o por el afecto hacia una época ya perdida, el director abandonó grandes proyectos en pos de una cinta independiente que en realidad es una comedia romántica. «Es cierto que esta es una película más ligera, pero pasé gran parte del año pasado rodando una serie sobre la familia Getty que se titula “Trust”. Fue maravilloso grabar en Italia su extraordinaria historia, pero el rodaje fue deprimente porque no hay nada de amor en los personajes protagonistas. Digamos que me agotó emocionalmente. “Yesterday”, tan lleno de magia y música, fue una inyección de alegría. Las canciones de los Beatles son alegres, tratan la melancolía y, sin embargo, provocan un efecto positivo en el ánimo de quien las experimenta. Es cierto que esta historia es muy distinta a todo lo que he hecho, pero eso me ayuda a cambiar el registro y obligarme a ser original. No quiero quedarme estancado en un estilo», reconoció el director. En el futuro, tal vez, le espera la biografía de David Bowie. «Siempre fui admirador suyo, mucho más que de los Beatles y tengo un guion sobre su vida. Ya veremos...», dejó en el aire, a modo de promesa.