ES NOTICIA EN ABC

Veinticinco millones para hacer justicia a la gesta de Magallanes y Elcano y contra la Leyenda Negra

«Sin límites», una producción española con elenco internacional, redondeará los homenajes del V centenario de la primera circunnavegación a la Tierra

Retrato de Juan Sebastián Elcano - Vídeo: El buque de la Armada recibe el nombre de Elcano en honor a la gesta española
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

No hay mejor manera de transmitir la historia que a través del entretenimiento. El imperio de Hollywood lo descubrió pronto, y desde entonces el mundo se ha bebido la biografía de Lincoln o el desembarco de Normandía desde la visión estadounidense. Incluso se han apropiado de héroes ajenos, como William Wallace, el general Máximo en «Gladiator» o el propio Alejandro Magno. A todos les atribuyeron los valores sobre los que, presumen, fundaron su nación hace 200 años. Pero esos dos siglos de historia se quedan en un suspiro frente a la española, cuyo Imperio dominó el mundo durante tres siglos repletos de héroes, conquistadores, pioneros, aventureros… Locos que quisieron expandir los límites del mundo y avanzar entre lo desconocido.

El cine español, que hasta ahora no ha buceado con éxito en ese descomunal pasado, prepara un proyecto con el que sacudir el polvo de los prejuicios. Será «Sin límites», una producción de 25 millones de euros que contará un capítulo esencial que cambió el mundo para siempre: la primera vuelta a la Tierra, con la que se demostró empíricamente que era redonda, algo que ya se sabía pero que había que poner los arrestos en alta mar y navegar por aguas indescifrables para confirmar. Una locura en la que se embarcaron en Sevilla, el 10 de agosto de 1519, 265 hombres en cinco naves, y de la que solo regresó a Sanlúcar un barco con 18 hombres más parecidos a fantasmas que a marineros. De entre todos, dos héroes que harían languidecer a los que las franquicias de Hollywood ponen el prefijo de «súper»: Fernando de Magallanes, que consiguió de la Corona española carta blanca para iniciar su empresa, y Juan Sebastián Elcano, un hijo de ballenero de Guetaria (País Vasco) que se puso al frente de la expedición a la muerte del primero y que finalizó el viaje amarrado al timón para no perder el rumbo cuando ya no quedaban fuerzas.

Presumir de historia

«Vas al Museo Naval de Londres y hay una placa que dice que el pirata Drake fue el primero en dar la vuelta al mundo, lo que es una invención. Nosotros no vamos a inventarnos nada, vamos a contarle al mundo lo que ocurrió», explica categórico Miguel Menéndez de Zubillaga, el productor de «Sin límites», para la que ha contratado a Simon West, un especialista del cine de acción que ha dirigido «Tomb Raider: Lara Croft», «Los mercenarios 2» o «La hija del general». Toda una declaración de intenciones del tipo de filme que buscan: «No es un director autoral que vaya a hacer una película reflexiva. Esta película necesita ritmo y muchísima aventura para no caer en la trampa de hacer un panfleto histórico que sea un coñazo. Los panfletos son malos. La gente ve una cosa porque le atrae y le interesa. Y este filme tiene que atrapar al chaval de veinte años que no conoce a Magallanes y a Elcano, que son el 99% de los jóvenes. Tenemos que contarlo desde el entretenimiento», advierte.

De la misma manera que ingleses y estadounidenses hacen gala de su historia sin destrozarla, el proyecto de «Sin límites» pretende «contar la mayor aventura de la historia de la navegación presumiendo de nuestra historia», en palabras del productor. «Aquí no vamos a pedir perdón», sentencia ante la permanente sombra de la Leyenda Negra que ha cubierto todo lo que suene a expedición y conquista. En realidad, ni Magallanes ni Elcano buscaban conquistar ni evangelizar, lo que facilita no caer en la trampa de juzgar el pasado con mirada y valores contemporáneos. «En esta expedición no hay puntos negros. Por eso, por una vez podemos sumarnos y unirnos a un proyecto sin prejuicios políticos», indica Zubillaga.

V centenario

En este sentido, el filme estará enmarcado dentro de las actividades que arrancarán en 2019 por el V centenario de la primera circunnavegación, y ya ha pasado el primer filtro de la comisión interministerial que aprueba los proyectos, según confirman a ABC fuentes del Ministerio de Cultura. «Es fundamental contar al mundo esta hazaña, porque esto no va de partidos ni de gobiernos, aquí se ha sumado todo el mundo, y lo bueno es que esto le gusta al del PNV y al del PP, a la gente del País Vasco y a la de Andalucía, porque nos toca a todos. Es una oportunidad para unirnos», explica Zubillaga, que continúa: «El que sea vasco que presuma de que Elcano era de Guetaria, y el andaluz de que la primera vuelta al mundo empezó en Sevilla... Y todos de que la Corona financió esta aventura».

La internacionalidad del proyecto se resume en que, además del director, el británico Simon West, habrá nombres como Dan Hennan, el responsable de diseño de producción habitual en el cine de Peter Jackson («El hobbit») junto con españoles acostumbrados a las grandes producciones, como Félix Bergés («Lo imposible», «Un monstruo viene a verme» o «Juego de Tronos»). Con la financiación atada -«tenemos una estructura sólida, no empiezo una película que no esté financiada»- el último paso para que la expedición de Magallanes y Elcano eche a navegar sobre el celuloide son los actores. A falta de cerrar el cásting, el director lo tiene claro: busca un elenco europeo acostumbrado a trabajar en Hollyood. «Serán nombres potentes. No Brad Pitt, claro, porque no podemos pagar 10 millones a un actor. La idea es un Magallanes con poso y prestigio y un Elcano apuesto».

Elcano habla inglés

De tal manera que estos dos marinos peninsulares del siglo XV llegarán al siglo XXI hablando inglés. Una necesidad que debe convertirse en virtud: «Cualquier película épica que quiere competir globalmente se hace en inglés, hasta las coreanas. Si quieres contar esta historia al mundo tiene que ser así. Si me critican por esto, abandono», amenaza socarrón Miguel Menéndez. Y si nadie criticó, allá por 1961, que Charlton Heston fuera El Cid en la película de Anthony Mann, el debate en 2019 no debería ni plantearse.

Y si bien es cierto que el cine histórico no es barato («Gladiator» costó 100 millones y «Master and Commander» 150, por poner dos ejemplos cercanos), Zubillaga se muestra confiado. «Nuestra cinta parece más compleja de lo que es. Está muy medida, por eso con 25 millones podemos hacerla con calidad internacional. El rodaje en el mar es como el de «Master and Commander», pero en estos años la tecnología ha cambiado y puedes hacer cosas brillantes con mucho menos dinero», defiende.

Tras ocho años de idas y venidas, un equipo de guionistas siempre americano -«los prejuicios que tenemos aquí no los tienen ellos»- concluyó el libreto que comenzará a filmarse, si todo va bien, a principios de 2019. Doce semanas de rodaje y una edición a contrarreloj para llegar a estrenar el mismo año del V centenario. «Sería un sueño estar a tiempo para el Festival de San Sebastián», fantasea el hombre que ha levantado este proyecto. Aunque como reza el dicho marinero, «no está en mano de piloto que deje el viento su soplo».