Es Noticia

Todos los secretos de Star Wars, al descubierto

Con motivo del lanzamiento el DVD y Blu-ray de «Solo. Una historia de Star Wars» el próximo 26 de septiembre (disponible en versión digital desde el día 13), la vicepresidenta de postproducción de Lucasfilm desmonta los mitos de las nuevas películas de la rentable franquicia

Imagen de «Solo. Una historia de Star Wars»
Imagen de «Solo. Una historia de Star Wars»
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El equipo de buceo que hizo posible la mítica respiración de Darth Vader, los efectivos disparos de la pistola láser de Han Solo o la marcha imperial al ritmo de John Williams. La magia de la trilogía de Star Wars no solo radica en el ingenio de un echufado George Lucas, sino también de las personas invisibles que están detrás para que todo encaje. A la sombra del artífice de la inmortal saga galáctica, hay quienes se ocupan de conseguir que todo funcione. Como Pippa Anderson, vicepresidenta de postproducción y supervisora de todo el proceso posterior de Lucasfilm, también responsable de que películas como «Rogue One», «El despertar de la fuerza», «Los últimos Jedi» y el futuro episodio IX o «Solo. Una historia de Star Wars» puedan mirar de tú a tú a la trilogía original. Y, al menos, sobrevivir al ajustado duelo.

Nadie como Anderson para desmontar las polémicas surgidas en la revisión del gamberro piloto del Halcón Milonario tras el cambio de director, ni cuánto de cierto hay en que la escena de «Rogue One» en la que sale el villano por antonomasia fue añadida en el último minuto. Con motivo del lanzamiento el DVD y Blu-ray de «Solo. Una historia de Star Wars» el próximo 26 de septiembre (disponible la versión original desde el día 13), la ejecutiva de Lucasfilm desmonta los mitos de las nuevas películas de la rentable franquicia.

P - La gente no suele saber en qué consiste onocer el trabajo el postproducción, ¿podría explicar cuáles son sus cometidos?

R - ¡Sí! Pues... básicamente me dedico a la fase de postproducción de todas las películas de Lucasfilm [...] Mi implicación empieza en la preproducción y se mantiene durante todo el proceso hasta que la película llega a la pantalla. En preproducción, que es mucho antes de que se empiece a rodar, mi principal cometido es establecer los presupuestos, los horarios, una estrategia de postproducción en colaboración con los otros equipos (...), comunicación, sonidos, música, contratar a mágnificos compositores como John Williams, John Pearl, Michael Giaccino -gente fantástica con la que trabajar-; también estoy involucrada en organizar las salas de montaje en Londres -la mayoría del rodaje es allí-. La preproducción es básicamente tener todo en su lugar para que cuando comience el rodaje podamos apoyar al 100% al director, al director de fotografía, al editor, a los productores... y asegurarnos de que consiguen lo que necesitan. Un proceso muy inteso el de rodaje.

P - ¿Tiene la potestad de corregir algo de la película sin el permiso del director?

R - Si me preguntas a nivel creativo, definitivamente no. No soy el director o el director de fotografía en esos términos. Mi rol es principalmente gerencial y de supervisión (...) Me hago cargo de todas las áreas (...) de que todos tengan lo que necesiten (...) pero no, mi rol no entra en corregir algo del director. (...) Si el director quiere cambiar algo, me ocuparé de apoyar ese cambio.

P - En ocasiones, la gente dice que es un mal síntoma cuando una película va a pasar por postproducción. ¿Por qué existe esa visión negativa de su trabajo?

R - No lo sé. La postproducción es un paso natural para dar vida a una película. [...] Es cuando todo se une, y donde el director tiene tiempo -junto con el editor, la gente de efectos visuales y sonido... y la gente como yo- de crear real y verdaderamente la película que será vista por todo el mundo.

P - Respecto a spin-off sobre Han Solo, ¿costó mucho cambiar a los directores durante la mitad del rodaje?

R - No, no costó. Y la principal razón de ello es porque Ron Howard no hizo ningún cambio en el equipo, mantuvo a todas las voces creativas, y ese equipo había estado trabajando de forma conjunta durante semanas, por lo que ya existía un objetivo común y una comadería... Sobre todo, porque además parte del equipo ya había trabajado en varias películas previas, por lo que se debían al proyecto. Cuando llegó Ron Howard la máquina ya estaba engrasada y él no quiso alterarlo aen ningún momento. Básicamente, lo que hizo fue seguir el ritmo ya marcado y que todo el equipo reenfocara su visión de la película. La transición fue lo más fluida posible gracias a él (...) Es esencialmente la misma historia. En resumen, el cambio se hizo para conseguir la mejor película posible.

P - Hay quienes aseguran, entre el mito y la realidad, que la mejor escena de «Rogue One» (protagonizada por Darth Vader), fue añadida en el último minuto. ¿Cuánto hay de cierto en ello?

R - Sí. Fue algo que ocurrió de manera orgánica durante el proceso de postproducción. Hacia el final, una conversación con el director, los editores... Pareció una verdadera buena idea... Y es lo que al final sostiene a la película.