ES NOTICIA EN ABC

Tarantino, contra los superhéroes: «Mi película es la única que se estrena en dos meses que es original»

«Prefiero cualquier tiempo previo a los móviles», cuenta el cineasta en Cannes, desde donde dice estar cansado de tanto «remake» y filmes basados en cómics

Tarantino, con Brad Pitt, en el festival de Cannes antes de estrenar «Érase una vez en Hollywood»
Tarantino, con Brad Pitt, en el festival de Cannes antes de estrenar «Érase una vez en Hollywood»
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Quentin Tarantino es analógico: sus películas, su música y sus gustos se centran en los años anteriores a que los teléfonos inteligentes se convirtieran en una parte más del ser humano. «Prefiero cualquier tiempo previo a los teléfonos móviles», dijo el director que obliga en sus rodajes a entregar el teléfono a cualquiera que participe en ellos. La conferencia de prensa de Tarantino en Cannes, junto a Brad Pitt, Leonardo DiCaprio y Margot Robbie, fue como su película «Érase una vez en Hollywood»: tumultuosa, surreal e inolvidable.

«Trabajar con Tarantino es un privilegio porque pocos conocen tanto de música, de cine y de televisión», confesó DiCaprio intentando dar una respuesta poco creativa a los presentes, sin embargo el corresponsal del New York Times buscaba chicha y supo morder allí donde había. Quentin saltó ante la pregunta de si Margot, como Sharon Tate, tenía muy poco dialogo. «No comparto tu teoría», le soltó el realizador, que se ha visto en el pasado en el ojo del huracán del movimiento #MeToo y no estaba para conjeturas. Tanto que acusó al periodista de ser un inventor de fake news. «Rechazo por completo tu hipótesis», repitió Quentin ante el intento del redactor por ahondar en su pregunta. «Ella es el corazón de la historia. La entiendo como un rayo de luz dentro de tanta sordidez», explicó Margot poniendo bálsamo al enfrentamiento.

Algo original entre tanta medianía

«Érase una vez en Hollywood» es una esquela al mundo perdido, porque 1969 rompió con el viejo Hollywood para dar entrada a la televisión, como hoy las plataformas entran en el 2019 para acabar con el poco cine original que queda. Y Tarantino hace un paralelismo entre aquel Hollywood y el de hoy. «Estamos saturados por las películas de superhéroes. Fíjate en el calendario de este verano, mi película es la única que se estrena en dos meses que es original, sin estar basada en un libro o en un "remake" o en un cómic».

Los personajes principales de la cinta son Rick Dalton, al que da vida DiCaprio, un actor en horas bajas; y su doble, Cliff Booth, al que da vida Pitt. «Son dos caras de una misma persona en situaciones diferentes. Rick enfrenta la peor depresión de su vida y Cliff ya ha superado esa fase y afronta su destino resignado. El filme trata de que nosotros debemos aceptar la realidad», confesó Pitt, vestido con una gorra gris y una chaqueta de algodón negra. «Los asesinatos de Mason acabaron con el movimiento Hippy, con la edad de la inocencia», continuó: «no debemos entender la película como un deseo de venganza, sino como una evolución que terminó con el movimiento del amor. Cada vez que surgen nuevas ideas el universo del cine necesita recalibrar. La pérdida de Sharon nos dejo muchas cicatrices porque nos enseño el lado oscuro de los seres humanos en la época más libre, y eso fue una pérdida real de la inocencia», terminó el guapísimo actor.

El personaje de Manson es secundario en esta fábula «tarantinesca» donde el director Roman Polanski se convierte en pilar de la narración, por ser la representación del éxito y a quien Tarantino califica en la película como «el realizador del momento». «Yo no he hablado con Roman, pero tenemos un amigo en común a quien le expliqué el guion y que habló con él. Soy admirador de su trabajo, en particular de "La semilla del diablo". Me encanta esa película».