ES NOTICIA EN ABC

El superhéroe que rescató a Robert Downey Jr.

Iron Man consiguió que el actor redirigiese su carrera y le convirtió en uno de los intérpretes más reconocidos de Hollywood

Robert Downey Jr interpretó por primera vez a Iron Man en 2008
Robert Downey Jr interpretó por primera vez a Iron Man en 2008 - MCU
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Hace apenas unos días, Robert Downey Jr. compartía con sus seguidores cómo el resto de los Vengadores celebraban el undécimo aniversario de «Iron Man». La película con la que empezó todo. El personaje que cambió por completo su vida.

«Es como tener un arma cargada, en la boca y el dedo en el gatillo, sabes que en cualquier momento se va a disparar pero te gusta el sabor del metal del arma». Con estas palabras, Robert Downey Jr. confesó su adicción a las drogas ante un juez en 1999. El actor ya había sido condenado a tres años de libertad condicional y había estado de vacaciones en algún que otro centro de rehabilitación tras ser arrestado años antes por conducir a velocidad excesiva por las calles de Los Ángeles y por posesión de armas, marihuana, cocaína, heroína y crack.

Sus tonteos con los estupefacientes empezaron de la mano de su padre, del que también aprendió a amar al cine. Con apenas 8 años, Robert Downey Sr. le ofreció su primer cigarrillo de marihuana. A través de las drogas, crearon un vínculo «especial». «Sentía ese momento como un acercamiento a mi padre», expresó el actor. Sin embargo, ese «juego» se convirtió en adicción.

Tras un breve periodo en la penitenciaría de Corcoran, en el centro de California, Robert Downey Jr. salió dispuesto a tratarse por sus adicciones. Le costó conseguir de nuevo algún papel para la gran pantalla. Se le consideraba un actor conflictivo y poco fiable. Así que probó en la televisión. Se incorporó al reparto de la exitosa serie «Ally McBeal», en el año 2000. Pero su participación duró apenas ocho capítulos ya que el actor fue arrestado en varias ocasiones durante los descansos del rodaje de la serie.

Consiguió una nueva oportunidad de la mano de su amigo Mel Gibson en «The Singing Detective» (2003), película de la que era productor. Poco después, asumió la interpretación de un psicoanalista en el thriller de horror «Gothika», junto a Halle Berry. En 2005, con cuarenta años, Downey Jr. estrenó la que asegura que es su película favorita: la comedia negra de acción dirigida por Shane Black, «Kiss Kiss Bang Bang». Ese mismo año apareció también en la película nominada a los Premios Oscar, «Buenas noches y buena suerte». En su filmografía le siguen el filme de ciencia ficción en formato animado, «Una mirada en la oscuridad» y «Retrato de una obsesión», en la cual apareció de forma irreconocible junto con Nicole Kidman, así como dos filmes independientes más, «A Guide to Recognizing Your Saints» y «Charlie Bartlett».

El actor seguía trabajando, sí. Pero sus compañeros de profesión no terminaban de confiar en él. A finales de 2006, Robert Downey Jr. fue seleccionado para interpretar a Tony Stark, también conocido como Iron Man. Se trataba de la primera película que Marvel realizaba como estudio cinematográfico independiente. Era una gran apuesta que se había traducido en una importante inversión. Había unos 140.000.000 dólares en juego y no todos los directivos de la empresa confiaban en que la imagen del intérprete les representase.

Puede que fuesen las similitudes entre Robert Downey Jr. y Tony Stark (quien también tuvo problemas con el alcohol antes de ser el líder de los Vengadores) o quizá fue la impecable interpretación del actor. Fuese como fuese, «Iron Man» recaudó más de 98.000.000 de dólares durante su primer fin de semana solo en Estados Unidos. Para el cierre de la temporada se había consolidado como la segunda película más taquillera. Desde entonces, Robert Downey Jr. se convirtió en la cara visible de Marvel para aquellos que habían preferido conocer a sus superhéroes en la gran pantalla en vez de en los cómics.

La trilogía de Iron Man ha recaudado más de mil millones de dólares en taquilla
La trilogía de Iron Man ha recaudado más de mil millones de dólares en taquilla-MCU

Una evolución de Oscar

Robert Downey Jr. ha sido clave en la construcción del Universo Cinematográfico de Marvel (MCU) desde que arrancó en 2008. Después de once años de trabajo, se hizo con una de las despedidas cinematográficas más emotivas. No solo lideró la primera película del MCU, «Iron Man», que inició a su vez la trilogía basada en el personaje; también estuvo presente en las cuatro aventuras de los Vengadores y fue una pieza clave en «Capitán América: Civil War» y «Spider-Man: Homecoming».

Son muchos los que creen que la despedida de Tony Stark no podría ser mejor, pero también los que consideran que Robert Downey Jr. se merece algo más. Concretamente una nominación al Oscar. «La obra que ha acumulado por estas películas es abrumadora. Si miras el trabajo solo de las últimas cuatro películas (de Marvel) que ha hecho, es increíble... Merece un Oscar quizá más que cualquier otro en los últimos 40 años por la manera en el que ha agitado e influenciado a la cultura popular. Tiene a todo el mundo llorándole ahora mismo», reflexionaba Joe Russo, uno de los dos directores de «Vengadores: Endgame», en una entrevista reciente.

De conseguir la nominación, que sería la tercera en la carrera del actor tras las obtenidas por «Chaplin» y «Tropic Thunder», el actor se colaría en la historia del cine. La Academia de Cine no suele reconocer la labor interpretativa en este tipo de largometrajes. Actualmente, solo Heath Ledger (y su Joker en «El caballero oscuro») ha conseguido aspirar a una estatuilla por un papel en una película de superhéroes, galardón que consiguió de forma póstuma.

Con Oscar o sin él, Robert Downey Jr. es (y fue desde el principio) la cara visible de uno de los mayores fenómenos del siglo XXI. No podemos negar la influencia cultural del MCU, que con sus 22 películas ha recaudado más de 20.000 millones de dólares.

«Endgame» se ha convertido en uno de los mayores desafíos intepretativos de Downey Jr.
«Endgame» se ha convertido en uno de los mayores desafíos intepretativos de Downey Jr.-MCU

«Te queremos 3000, Iron Man».