Es Noticia

Spike Lee aviva la leyenda negra: «Cristóbal Colón fue un terrorista»

El director afroamericano presenta en Madrid «Infiltrado en el KKKlan», la épica historia de un policía negro que se coló en la organización racista de David Duke que se estrena el próximo 31 de octubre

Spike Lee en Madrid
Spike Lee en Madrid - DE SAN BERNARDO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Aunque no se considera «un activista político sino un contador de historias», en la treintena de películas que componen la filmografía de Spike Lee es frecuente encontrar un cine combativo, a menudo comprometido con las causas con las que predica. Lo hizo con «Malcom X», la cinta que le consolidó en la industria, y vuelve a hacerlo con esta especie de reverso más amable, «Infiltrado en el KKKlan», que se estrena el próximo miércoles. No extraña, pues, que en su visita a Madrid para promocionar la película, sobre la delirante historia del primer policía negro de Colorado Springs, que consiguió colarse en la organización de David Duke, el cineasta hable sin pelos en la lengua sobre el racismo estructural que vertebra EE.UU. y el poder del séptimo arte para atacar las injusticias.

«La gente tiene que repudiar las mentiras que escucha una y otra vez, porque los dirigentes que tenemos mienten y esperan que nos lo creamos», explica en un encuentro con los medios, donde abunda en la importancia del cine para evitarlo. De ahí que no dudase en añadir al final del filme fragmentos de los ataques racistas en Charlottesville, perpetrados cuando la película estaba en proceso de preproducción: «Sucedieron el 10 de agosto y empezamos a rodar en septiembre, así que, evidentemente, incluir esto hace que la película sea más potente de lo que era».

Si bien el filme retrata la agitación social de principios de los sesenta, el cineasta deja claro que el problema persiste hoy en día. Por eso arremete contra Donald Trump, al que se refiere como «Agente Naranja»: «Es un tipo horrible, el peor presidente de la historia de Estados Unidos», afirma Spike Lee, que el año pasado se negó a recoger el Oscar honorífico con el que le reconoció la Academia por la exigua diversidad entre los nominados.

«La historia de EE.UU., basada en una mentira»

La vigencia de este racismo radica, según el realizador afroamericano, en que «la historia de Estados Unidos está basada en una mentira». «Los cimientos de EE.UU. son el genocidio de los nativos y la esclavitud. Todo empezó asesinando a los nativos y trayendo a la gente de África para trabajar allí, así que se puede decir, porque es un hecho, que los afroamericanos construyeron el país, pero hoy en día nos tratan como gente absolutamente invisible y relegados, literalmente, a campos de concentración», sostiene el director de «Haz lo que debas», criticando la educación estadounidense que, a su juicio, termina siendo partidista.

«El presidente George Washington tuvo esclavos y eso no se enseña en los colegios. Nos hablan de cómo cortó el cerezo y todas las cosas fantásticas que hizo pero no de esto. Nos dicen que en 1492 Colón llegó a América, tonterías. Cristóbal Colón era un terrorista y todas las historias se cuentan de esta manera para perpetuar la supremacía blanca», comenta a ABC el cineasta en unas declaraciones que avivan la leyenda negra. «No nos cuentan, en cambio, cómo el primer americano en morir defendiendo EE.UU. contra los británicos fue un negro, Crispus Attuks. La narrativa siempre está basada en la supremacía blanca», se queja Spike Lee, que ganó en el Festival de Cannes el Gran Premio del Jurado con su última película, un encargo de Jordan Peele, director del aclamado thriller «Déjame salir».