ES NOTICIA EN ABC

«Han Solo: Una historia de Star Wars». El antihéroe de Ehrenreich se olvida del atractivo de Harrison Ford

El actor Alden Ehrenreich reformula la esencia del personaje socarrón y brillante que alumbró Harrison Ford en 1977

Han Solo y Chewbacca, en una escena de «Han Solo: Una historia de Star Wars»
Han Solo y Chewbacca, en una escena de «Han Solo: Una historia de Star Wars» - ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Han Solo ya tiene su película dentro del universo de «La guerra de las Galaxias». Pero este Han Solo del nuevo milenio poco se parece a aquel que descubrimos en la cantina de Mos Eisley en 1977, tan socarrón y chispeante como seguro de sí mismo. Al nuevo intérprete, Alden Ehrenreich, le falta el músculo y la presencia del atractivo Harrison Ford. «Como actor, mi trabajo ha sido encontrar la forma de adueñarme de un papel tan icónico como este. Entiendo que Han Solo perteneció a Harrison Ford, pero yo lo he interpretado en otra época de su vida y, en ese sentido, es un personaje completamente distinto al que hemos visto hasta ahora», explicó Alden Ehrenreich en la presentación del filme, con ABCcomo testigo.

Mientras el universo de «Star Wars» se sigue estirando como un chicle infinito, los ejecutivos de Disney y LucasFilm ya han firmado dos entregas más de la saga con Alden Ehrenreich como protagonista. No han querido esperar a ver cómo los seguidores galácticos acogían a la nueva «carcasa» del antihérore. «Una semana después de empezar a filmar, estuve en el rancho Skywalker donde tuve la oportunidad de aprender muchos detalles sobre la franquicia de la mano de George Lucas. Para mí ha sido muy importante contar con su apoyo», confesó el intérprete, que estuvo seis meses haciendo pruebas de pantalla hasta conseguir hacerse con el papel. Una responsabilidad que aceptó sin condiciones. «Siempre siento un compromiso hacia cualquier papel que interpreto, pero estoy alucinado con la presión de Han Solo», confiesa, y eso que, según relata, contó con el apoyo de Harrison Ford: «Se implicó mucho y eso fue importante para todos nosotros».

Un rodaje caótico

En esta nueva «historia de Star Wars» viajamos diez años antes del Episodio IV. Pero hasta llegar al estreno, el rodaje de «Han Solo» fue una odisea galáctica. El director Ron Howard, uno de esos hombres de estudio a los que se encargan proyectos de todo menos de autor, tuvo que poner orden al desorden que habían creado los directores Phil Lord y Christopher Miller, a los que despidieron por el enfoque que estaban dando al antihéroe. Según contaron algunos miembros de la producción a medios de EE.UU., los cineastas despedidos querían dar un aire más gamberro al filme, al estilo «Guardianes de la Galaxia». Algo que no gustó a los ejecutivos más tradicionales de Disney, que querían mantener la esencia original. «Llegué tarde a “Solo”, pero las diferencias creativas de Phil y Chris con el estudio son distintas a las mías. Yo he hecho mi película, he aprovechado la oportunidad y no voy a negar que he experimentado durante el rodaje», admitió Ron Howard con la humildad que le caracteriza. «Desde que leí el guion, quedé atrapado. Vamos a contestar a muchas de las preguntas sobre el personaje. Estoy convencido de la satisfacción que vamos a provocar en los amantes de la franquicia. Como director, creo en la importancia de mantener la esencia sin dejar de sorprender», confesó.

Debutando también en la saga aparece Emilia Clarke, la reina de los dragones en «Juego de Tronos», que interpreta en al personaje de Qi’ra. «Se ha creado cierto misterio alrededor de Qi’ra. Ella es un enigma y así debemos mantenerla para el público», dijo la británica. Sin revelar mucho, Clarke se aventuró a confesar que la relación entre los dos protagonistas es muy particular. «Sin duda es una relación especial. A mí, personalmente, me fascina la estética de cine negro de los setenta desarrollada por Ron Howard».

Convertida en el robot L3-37 de la versión original descubrimos a Phoebe Waller-Bridge, la creadora de la serie «Killer Eve» y una de las grandes estrellas emergentes de Hollywood. «La franquicia y las películas de Star Wars son alucinantes. Es una saga tan grande que intimida. Dar voz a L3 ha sido una de las mejores experiencias de mi carrera. Recuerdo sentir que estaba dentro de una tormenta de imaginación mientras grababa mis diálogos. Ha sido algo alucinante» confesó Waller-Bridge. Haciendo los honores a un nuevo elenco, Ron Howard admite estar dispuesto a continuar trabajando a las órdenes de la Galaxia. «Yo soy el primer fan de esta franquicia y estoy dispuesto a repetir la experiencia», reconoció Howard.