Es Noticia

Shazam, un héroe de risa para acabar con el temible imperio de Vengadores

El nuevo paladín de DC nace para pelear por el público joven frente a los superhéroes más poderosos

Escena de Shazam
Escena de Shazam
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Los superhéroes ya no son lo que eran. En esta época de sobreabundancia de capas y trajes, de «Vengadores» y «Liga de la Justicia», «¡Shazam!» rebaja el tono y se rinde al cómic de un niño, Bill Batson, capaz de convertirse en un adulto con los mismos poderes que Supermán. «Fue divertido convertirme en niño porque siempre he sido bastante excéntrico, me considero un poco Peter Pan. Me gusta divertirme y que las emociones manejen mi vida. Los adolescentes son así. Digamos que a mis 38 años sigo siendo un niño», explica el protagonista, Zachary Levi, que ya sabía lo que es tener grandes poderes tras su serie de culto «Chuck».

El actor sigue la estela de humor que se ha puesto de moda con «Guardianes de la galaxia» y «Deadpool», aunque filtrado y rebajado hasta dejarlo como un refresco sin gas para adolescentes. Así que para Zachary Levi no fue difícil interpretar a este adulto con alma de niño sin ganas de crecer. Porque Billy Batson disfruta con sus poderes, muy lejos de esos héroes torturados y deprimidos a los que acostumbra el universo DC. «Me gustó el tono de la historia, aunque fue complicado conseguirlo. Creo que hemos mantenido la esencia del personaje y le hemos dado color con el humor», admite durante la ComicCon.

Rebelde y divertido

Lo cierto es que el rodaje no fue precisamente placentero. «La mayoría lo rodamos en exteriores durante noches invernales, no estábamos para reírnos con el cuerpo congelado, pero fuimos capaces de superar la inclemencia del tiempo», contaba con humor. Rebelde y divertido, Shazam pertenece a otro universo de superhéroes que, sobre el papel, podrían parecer unos «outsider». «Esa es la idea. Hay un equilibrio en la historia entre la aventura y el peligro, y el humor y la sensibilidad. David Sandberg es un director que viene del género de terror, que sabe cómo añadir suspense a cada secuencia y ha creado un mundo muy artístico. Es un filme de héroes que no se parece a ningún otro».

En realidad, Shazam sigue los pasos de «Guardianes de la Galaxia», la franquicia de Marvel, porque desde DC quieren desempolvar héroes que luego se unan en una gran película. Primero fue Superman, luego Aquaman y ahora le toca el turno a Shazam, la historia de Billy Batson, un niño huérfano que adquiere los poderes de un Dios tras encontrarse con un anciano hechicero que quiere premiarle por su bondad y valentía. Gracias a ello Billy puede transformarse en un superhéroe cuando él quiera solo pronunciando una palabra: «Shazam».

El villano del filme es nada menos que Mark Strong, uno de los grandes actores británicos. «Es cierto lo que dices porque, la verdad, Mark es un camaleón. Me dejó con la boca abierta su capacidad para transformarse. Siempre le he admirado, sin embargo, después de trabajar con él, le idolatro. Es fascinante poder compartir escenas a su lado», reconoce Zach.

Pese a la excitación de debutar en la piel de un superhéroe, Levi no da muchas pistas sobre la teoría que une a Shazam con el Superman de Henry Cavill. «Mi personaje es un gran admirador de Superman, el héroe más importante del universo DC. Estoy seguro que Billy desearía echarse un pulso con él», sentencia.