Es Noticia

Sexo a diario y una boda con diez años, el infierno de una de las presuntas víctimas de Michael Jackson

James Safechuck, uno de los testimonios clave del documental Leaving Neverland, sigue desvelando lo que ocurría dentro del rancho del rey del pop

Michael Jackson y James Safechuck, en una foto que se puede ver en Leaving Neverland
Michael Jackson y James Safechuck, en una foto que se puede ver en Leaving Neverland - ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Este sábado se estrena en España «Leaving Neverland», el documental que desvela uno de los mayores escándalos de la historia de la música: los presuntos abusos sexuales de Michael Jackson a varios niños, entre ellos a James Safechuck y Wade Robson, los dos testimonios clave del documental. Ambos no lo dudan. Para ellos, «Michael Jackson era un depredador sexual», explican sin cortapisas después de años ocultando lo que vivieron dentro del rancho del rey del pop.

Pero es que cada detalle que se conoce es más escabroso que el anterior. Lo último que ha salido en los medios estadounidenses es la relación que Michael Jackson tuvo con James Safechuck, al que conoció en 1988 cuando rodaron un anuncio de Pepsi. Según cuenta «Vice», desde ese momento se hicieron inseparables hasta tal punto que el niño estuvo en la gira de Bad Tour como un pequeño imitador. Hasta que las cosas se pusieron feas. Según revela el propio Safechuck 30 años después, el rey del pop le regalaba joyas, incluyendo un anillo de compromiso repleto de diamantes con el que celebraron una boda cuando tenía diez años. «Nos casamos en su cuarto y en los votos dijimos que queríamos estar juntos siempre», cuenta la víctima, según recoge el Daily Mail. De hecho, Safechuck muestra en el documental el anillo de diamantes que Jackson le regaló.

Pero lo peor del relato que recoge la revista es que Jackson tenía relaciones sexuales con el menor a diario. Incluso cuando estaban fuera del rancho se lo llevaba a los hoteles de la gira, en los que reservaba a la madre una habitación aparte. De hecho, el joven cuenta con detalle las escabrosas escenas, que incluían sexo oral y «tocamientos». También enumera alguno de los lugares donde abusó de él, como en una piscina, en el jacuzzi o en un armario.

Los protagonistas de «Leaving Neverland» se han convertido en los personajes del momento en EE.UU. De hecho, Oprah Winfrey los ha entrevistado recientemente. La presentadora, que alcanzó uno de los picos de fama tras lograr una entrevista exclusiva con Michael Jackson hace años, preguntó a Wade Robson por uno de los temas que los defensores de Michael le achacan: ¿Por qué había no ha contado nada hasta ahora? Y, además, le recordó que en el juicio de 2005 testificó a favor del rey del pop. En ese juicio, Jackson logró la absolución de los cargos de abuso sexual. «Si me hubiera planteado mi relación con Michael en aquel momento, me habría tenido que cuestionar mi vida entera», se defendió. Safechuck, por otro lado, comentó que Jackson había llorado delante de él repetidas veces porque «se sentía solo».

La reacción de la familia

El terremoto de «Leaving Neverland» ha hecho que la familia Jackson denunciara la «malicia» del documental a través de su abogado: «Están confiando en los testimonios no corroborados de dos personas que admitieron haber cometido perjurio en el sistema judicial americano. Aparentemente, a HBO ya no le importa seguir normas deontológicas ni éticas en la realización de sus documentales. Si lo hicieran, este documental jamás vería la luz».

El representante legal de la herencia del cantante, uno de los letrados más poderosos de Hollywood, tacha de «sensacionalista y partidista» y lamenta que la cadena «se haya unido a la cacofonía con Michael Jackson de los tabloides» diez años después del fallecimiento de este. En el texto, de cinco páginas, achaca esta estrategia a «la presión de competir contra Netflix, Amazon y otras plataformas más modernas» y auguran que la emisión se convertirá en «el episodio más vergonzante de la historia de HBO».

«Como mi tío ya no está para defenderse, la credibilidad de los acusadores es lo único que hay, y Wade y James no tienen ninguna», tuiteó Taj Jackson, sobrino de Michael tras la primera entrega de Leaving Nerverland que se emitió en EE.UU.

Tras el comunicado, el director del filme explicó en «Vice» que «la película no es sobre Michael Jackson, es sobre Robsons y Safechucks y sus encuentros con Jackson. Nunca le conocí, nunca le entrevisté. No sé que le pasó en su vida o en su cabeza que le llevara a molestar a niños pequeños, y no quiero especular sobre eso. No todos los que sufrieron abusos en su infancia se convierten en abusadores sexuales después», responde Dan Reed cuando le preguntan si la dura infancia que vivió Michael Jackson pudo tener como consecuencia lo que ocurrió después en Neverland. Frente a Leaving Neverland, Taj Jackson, sobrino del cantante, ha anunciado que preparará otro documental para defender la figura de su tío.