Es Noticia

Los secretos de la Trilogía de Baztán, en un plató llamado Elizondo

La localidad navarra se vuelca en el rodaje de las dos últimas entregas de las películas basadas en las novelas de Dolores Redondo

Un momento del rodaje, en Elizondo, con Marta Etura y el director Fernando González Molina
Un momento del rodaje, en Elizondo, con Marta Etura y el director Fernando González Molina
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Cualquiera que haya visto la película «El guardián invisible» se habrá hecho una idea de un valle oscuro y frío donde no conocen otra climatología más que la lluvia. Sin embargo, en la visita la rodaje de la segunda y tercera película de la Trilogía del Baztán, basadas en las exitosas novelas de Dolores Redondo nos recibe un Elizondo, capital del valle, luminoso, con unos deliciosos 15 grados de temperatura.

Desde hace cuatro semanas, el director pamplonés Fernando González Molina se encuentra en la localidad navarra grabando las películas «Legado en los huesos» y «Ofrenda en la tormenta» junto con un amplio elenco de actores y actrices encabezados por Marta Etura y Leonardo Sbaraglia. En este tiempo han hecho de Elizondo un auténtico plató cinematográfico. Y la localidad navarra se ha volcado con el rodaje.

El pasado 29 de noviembre hicieron que la calle Jaime Urrutia reviviera la riada que sufrió el 4 de julio de 2014. Y para ello llenaron un trecho de esta calle de escombros, coches volcados, sofás amontonados, colchones, frigoríficos… incluso juguetes. Y rociaron todo de una gruesa capa de barro. Este escenario debía ser cruzado por la inspectora Amaia Salazar, a quien encarna Marta Etura. Esta fue la escena que se grabó ese día. Y no faltó un cameo de la propia autora de la trilogía, Dolores Redondo, como una vecina más de los cientos que resultaron afectados por las inundaciones de hace cinco años.

También participaron como extras muchos vecinos. Pero lo hicieron con gusto. Porque, gracias a las novelas de Dolores Redondo, Elizondo y el valle del Baztán se encuentran en el mapa. Un valle situado en la parte central de norte de Navarra que comienza con el precioso parque natural de Bértiz, pasa por Elizondo y numerosas pequeñas villas a cada cual más bonita y culmina con las también cinematográficas cuevas de Zugarramurdi, escenario de otra exitosa producción de Alex de la Iglesia.

Un parque temático

«Los vecinos encantadores. Todavía no sé cómo no nos han echado», explicaba divertido el director artístico de la película, Antón Laguna. «Estoy muy contento de volver a Elizondo. Ya me atrapó en el rodaje de “El guardián invisible”, así que ahora estoy encantado de volver», explicaba el actor Carlos Librado que encarna al antropólogo Jonan Etxaide. «Estamos en un lugar maravilloso», apuntó el argentino Leornardo Sbaraglia, que se incorpora al elenco en estas dos películas para interpretar al juez Markina. Incluso lanza una idea: «Tendrían que hacer aquí un parque temático de la Trilogía del Baztán», propone entre risas. Una muestra más de la magia y el aura tan especial que envuelve este valle repleto de montes y también de leyendas.

Pero el rodaje no está exento de molestias. «Para el que vive del turismo está muy bien porque hace que vengan más visitantes», apunta un hostelero de la Plaza de los Fueros, centro neurálgico de Elizondo, «Pero para los demás es un poco incordio. Ayer, por ejemplo, estuvimos toda la noche sin luz porque necesitaban rodar a oscuras». De ahí que concluya con un gráfico «un poco de revolución para el pueblo sí es». También algunas calles del centro de la localidad han tenido que ser cortadas tanto para el tráfico rodado como, incluso, para el paso de peatones. «Son sólo unos días”, apuntaba la dueña de un establecimiento afectado por las nuevas «inundaciones» de la calle Jaime Urrutia. Algunos jóvenes vecinos de Elizondo colaboraban para que nadie cruzara la calle en el momento de rodaje.

Pero son molestias pequeñas en comparación con la fama que ha llevado al Baztán. El jueves no fueron pocos los turistas que observaron atónitos y sorprendidos el rodaje. «Qu’est-ce qui se passe?», preguntaba extrañada una pareja francesa al contemplar la «tragedia» que se había cernido sobre la calle Jaime Urrutia. Y la extrañeza pasó a ser sorpresa cuando se les explicaba que se estaba rodando la Trilogía del Baztán. También al país vecino han llegado las obras de Dolores Redondo.

«En estas dos películas se retrata el valle de otra manera, no es tan opresiva», explicaba el director, Fernando González Molina. «Nos viene bien para esas escenas más luminosas como cuando Marta (Etura) está con su hija».

Eso sí, quienes estén a deseo de ver en pantalla gigante cómo continúa la saga del Baztán, tendrán que esperar a diciembre de 2019 para ver la segunda película, «Legado en los huesos» y a abril de 2020 para disfrutar de la conclusión de la Trilogía del Baztán con «Ofrenda en la tormenta». Quien no pueda esperar hasta entonces, puede disfrutar de la opción de vivir la magia y el misterio de este valle navarro a través de las novelas de Dolores Redondo.