ES NOTICIA EN ABC

Roger Waters: «La música popular se ha divorciado de la emoción»

El fundador de Pink Floyd arremete contra el conformismo y los problemas globales en la Mostra de Venecia

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Hace cinco años, Roger Waters inició una colaboración con el director Sean Evans que dio como resultado el documental «Roger Waters The Wall»; un lustro después, artista y cineasta vuelven a encontrarse para un nuevo largometraje, que ha protagonizado un evento especial en la Mostra de Venecia. «Roger Waters Us + Them» refleja en pantalla la última gira del fundador de Pink Floyd, que dejó la banda hace casi 35 años. Es, claro, una película musical… pero también una película política, llena de afirmaciones cargadas de intención. En la rueda de prensa de presentación de la cinta, Waters se alegraba de que la gente joven siga yendo a sus conciertos y colocándose en primera fila.

«Las ideas son importantes, no los iPones»

«Reconocen la verdad en nuestra música», decía. «La música popular se ha divorciado de la emoción, del contenido, del significado. Y la gente joven busca sentido a su vida. Por eso les recomiendo que lean, es esencial. Necesitamos desesperadamente aferrarnos a la idea de que las ideas son importantes, no los iPhones. Y eso se consigue leyendo. Así encontraremos nuestro camino en la vida y nos conectaremos con nuestras hermanas y hermanos. La lectura da alegría, no los putos iPhones», decía enfadado mientras recordaba que en el metro todo el mundo va mirando su teléfono en lugar de hablar o leer. Waters también ha arremetido contra el premier británico, Boris Johnson, y se ha felicitado de la salida de Salvini del gobierno italiano.

Waters llevó a la Mostra su mensaje de «resistencia» ya que cree que en la actualidad se «recrudece» el neofascismo en toda Europa y América. «Si no actuamos colectivamente y resistimos a las fuerzas del neofascismo y del neoliberalismo que están haciendo colapsar nuestro planeta, no dejaremos nada como legado a nuestros niños», advirtió.

El músico alertó de los riesgos del populismo y contra el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, a pesar de que fue abucheado en octubre del año pasado durante un concierto por el público de Sao Paulo tras criticar al líder ultraderechista.