ES NOTICIA EN ABC
Festival de Cine de Málaga

Rodrigo Sorogoyen: «Tenemos los políticos que nos merecemos»

El director madrileño recoge el reconocimiento a su talento y adelanta contenido de su tercera película: «El Reino»

Rodrigo Sorogoyen, en el Festival de Cine de Medina del Campo
Rodrigo Sorogoyen, en el Festival de Cine de Medina del Campo - EFE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Con apenas 36 años y dos largometrajes, Rodrigo Sorogoyen tiene la atención tanto de la crítica como del público. «Stockholm» (2013) y «Que Dios nos perdone» (2016) le valieron para dejar claro que su fuerte es conectar con el público, y espera seguir haciéndolo en sus próximas películas. Cinco años después de presentar su ópera prima en la Sección Oficial (filme que consiguió tres Biznagas), Sorogoyen regresó al Festival de Cine de Málaga reforzado, con más experiencia, para recoger galardón Málaga Talent y, de paso, adelantar los primeros minutos de un thriller sobre la corrupción: «El Reino».

P - ¿Cómo interpretas este reconocimiento del Festival de Málaga?

R - Lo entiendo como que gusta lo que he hecho, pero que tengo que seguir trabajando. Es un premio a lo que parece que va a ser mi carrera, una muestra de que están apostando por mí.

P - Tienes una relación muy especial con el festival.

R - En cierto modo sí. Tuvimos la suerte de que aceptaran «Stockholm» en la Sección Oficial y que el jurado, que era otra gente muy distinta a la que hay ahora, la premiara. De ahí salimos muy fortalecidos. Gracias a esos premios, la película se estrenó mejor de lo que podía haberse estrenado. Además, la gente escuchó hablar de ella y la valoró positivamente; gracias a eso hice «Que Dios nos perdone» así que... Mi carrera está bastante agradecida al Festival de Málaga.

P - No se quejará de galardones... Hace apenas unos meses recogía el Goya a Mejor Cortometraje. ¿Qué le dice a aquellos que infravaloraron al corto?

R - Creo que decirlo no lo dice nadie, pero porque nadie se atreve. Otra cosa es que la realidad de la industria sí deja ver que se considera algo menor. Es malo considerarlo inferior por lo que supone para la industria. Muchos cineastas, actores y equipos trabajan más en cortos que en largos porque son las oportunidades que tienen. Creo que es solo cuestión de formato. De hecho, hay cortos que son mucho mejores que más de un largo. Me parece un error considerarlo algo menor.

P - Solo has estrenado dos películas, pero las dos recibieron el apoyo tanto de la crítica como del público. ¿Eso suma presión o te da confianza para seguir trabajando?

R - Lo interpreto como un apoyo. Son dos películas de las que estoy muy orgulloso, aunque le encuentre mil defectos como cualquier cineasta que conozca su película. Aún así, creo que son «pelis» que han conectado. Espero que «El Reino» siga los pasos de las dos anteriores. Puede que me equivoque, pero, de momento, conmigo conecta.

P - ¿Qué diferencia hay entre el Rodrigo Sorogoyen de «Stockholm» y el de «El Reino»?

R - Eso quizá debería valorarlo la gente que me rodea. No me miro tanto (ríe), aunque sí que puedo asegurar que tengo bastante más experiencia. Me siento más a gusto, más tranquilo, pero siempre alerta para no confiarme demasiado. Quiero hacer «pelis», quiero hacer cine y quiero hacerlo cada vez mejor.

P - Si que esta vez ha sido más sencillo «levantar» la película.

R - «Stockholm», por ejemplo, la levantamos nosotros solos prácticamente, mientras que «El Reino» la han levantado Antena 3 y Warner así que... ¡imagínate! Ahora he rodado con la tranquilidad de que el proyecto iba a salir adelante.

P - Vemos muchos nombres repitidos en «El Reino», como Isabel Peña en guion o Antonio de la Torre como protagonista. ¿Se han convertido en tus «fetiches»?

R - Isabel Peña, por supuesto. Antonio (de la Torre) no es tanto un fetiche. Pero fue un lujo poder contar con él en «Que Dios nos perdone» y el personaje de «El Reino» encajaba a la perfección con él; de hecho, es el protagonista absoluto de la película. Trabajaré siempre que pueda con él, y que encaje en un papel está claro, pero como también me gustaría volver a contar con gran parte del equipo técnico. Siempre y cuando encajemos a la hora de trabajar, yo les volveré a llamar.

P - Tu última película es un thriller de los que dan que pensar. ¿Crees que es un buen momento para este género?

R - Sinceramente, creo que en cuanto a cine lo que más está tirando es la comedia. Pero el thriller te permite enganchar al espectador, siempre y cuando la trama sea buena, y a la vez te permite hablar de muchas cosas: de seres humanos y de realidades sociales... Esa posibilidad de contar tantas cosas con todos esos elementos es lo que creo que hace que pueda llegar a ser más atractivo para más gente.

P - De realidades sociales como la corrupción.

R - Por ejemplo.

P - ¿Os habéis inspirado en algún personaje real para crear al protagonista de «El Reino»?

R - Para crear el personaje de Antonio de la Torre nos hemos inspirado en muchos personajes y en ninguno. Había material muy bueno que no podíamos dejar de utilizar, pero hemos intentado no pasarnos, que no queremos que nadie diga este tío es este. Creímos que era malo para la película, focalizar en alguien o algún partido no sería ni justo.

P - ¿Queréis lanzar algún mensaje en especial?

R - No porque hemos sido muy pudorosos. Simplemente hemos querido contar una historia que nos fascina negativamente y creo que le pasa eso a muchos ciudadanos. Lo que esperamos es que vayan a verla. Puede que tengamos los políticos que nos merecemos así que, si no estás contento y no estas contento con nuestros políticos, habrá que cambiar algo; y ese cambio probablemente tiene que empezar en nosotros mismos.