ES NOTICIA EN ABC

«Rocketman»: Fiesta y resaca en la vida de Elton John

El filme relata los primeros años del británico y no esconde los oscuros versos de una vida de excesos y descensos a los infiernos hasta que tocó el cielo de la fama

Crítica de «Rocketman»

Momento del rodaje de «Rocketman»
Momento del rodaje de «Rocketman»
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Un gran personaje necesita, en esencia, ser real. «Rocketman», que se estrena este fin de semana en España, cuenta con uno de los grandes protagonistas de la música de las últimas décadas, Elton John. Hablamos de su biografía, protagonizada por Taron Egerton, un actor que se ha dejado guiar de la mano de su mentor y productor, el mismísimo Sir de la música británica, para construir una de las mejores interpretaciones del año.

Si Rami Malek ganó el Oscar a mejor actor por su papel de Freddie Mercury en «Bohemian Rhapsody», no sería justo que el protagonista de este nuevo biopic no corriera la misma suerte. «Me siento orgulloso de que mi interpretación se compare con la de Rami Maleek, pero somos dos animales distintos», se excusó Taron Egerton, que se ha convertido en el niño mimado de sir Elton John. De hecho, durante la fiesta de presentación en el festival de Cannes, el cantante desgranó su relación con el intérprete: «Taron Egerton es maravilloso, sin su colaboración no habríamos podido hacer esta película. Su interpretación y su entrega me conmovieron».

Segunda opción

Y eso que Taron Egerton no fue el primer actor escogido para dar vida a John. En realidad fue Tom Hardy, al que rechazaron al descubrir su poco talento musical. «No sé cómo llegué a sucederle, porque Tom Hardy es uno de los actores que más admiro, pero cuando me ofrecieron la oportunidad de dar vida a John dije que sí desde el primer momento», confesó Egerton.

Por su parte, Matthew Vaughn, otro de los productores, se mostró menos diplomático al admitir que Hardy, si bien es uno de los mejores actores británicos del momento, era demasiado mayor para el personaje. «John y Furnish querían a alguien que pudiera cantar y Taron nos conmovió a todos con su talento. En realidad no hubo necesidad de pensarlo», sentenció.

«Rocketman» arranca con una escena de Egerton vestido con un mono naranja y anunciando su llegada. «Mi nombre es Elton Hércules John, soy alcohólico y adicto al sexo y la cocaína». Un balazo a la autocensura que los miembros de Queen impusieron en el filme de Mercury, espejo con el que necesariamente se comparará este. Porque Elton John, que ha pagado de su bolsillo esta biografía en imágenes, no esconde todas las partes turbias y personales que le rodean. «Elton y David (pareja del cantante durante 25 años) se involucraron personalmente en el proyecto, los dos son productores, y, francamente, ellos fueron los que me permitieron ser parte de su vida durante los últimos dos años para conseguir la esencia del personaje», explicó Taron Egerton en el festival de Cannes, donde se presentó el filme.

La infancia de Elton John no fue fácil. Y «Rocketman» muestra la cicatriz vital del protagonista a causa de su agresivo padre y su compleja madre. «Me sorprendió mucho descubrir, leyendo sus diarios, lo que había vivido en su infancia, pero quiero aclarar que no es la típica biografía. Las canciones no aparecen en orden cronológico y hay muchos elementos que son producto de la fantasía. Nos hemos tomado ciertas licencias para dar paso a la ficción, la gente no vuela en el suelo del Troubadour en Los Ángeles», admite divertido Egerton sobre una de las actuaciones musicales más impresionantes del filme.

Porque esa es otra de las diferencias clave de este biopic. Aquí se suceden números musicales brillantes, de coloridas y complejas coreografías con decenas de extras en las que, además, es el propio Taron Egerton quien canta las canciones de Elton John.

Sexo, drogas y algo de rock

Pese a la dureza con la que cuenta los momentos más sórdidos de su vida, «Rocketman» no se ha salvado de las críticas, especialmente de aquellos que salen mal parados en pantalla. «Ciertos aspectos de la fantasía permiten entender los momentos emocionales del protagonista. Él no es solo un personaje que canta, es un personaje que vive. Este filme habla de los años en los que John intentaba ser famoso, un tiempo surreal de su existencia», admitió el director.

A pesar de pertenecer a la generación millennial, el actor inglés reconoce haber crecido escuchando las canciones de Elton John. «De alguna manera siempre he estado obsesionado con Elton porque siempre ha estado presente en mi vida, desde que lo descubrí a los cinco años en la película de “El rey León”. Luego, con doce años, salió un álbum con sus grandes éxitos y mi madre lo compró. Ese disco se convertiría en una obsesión porque lo escuchaba sin descanso, hasta el punto que interpreté la canción “I Guess That’s Why They Call it the Blues” en el colegio, y a los 17 hice mi primera audición para la escuela dramática con “Your Song”. Siempre ha sido una figura constante en mi vida. Creo que es un hombre importante en la vida de casi todo el mundo. Es un superviviente. Ha pasado por tantas cosas y sin embargo sigue cantando. Le adoro por su tenacidad y su resistencia», presumió de amistad el actor.

En «Rocketman» aparecen sin tapujos los problemas de adicción y algunas escenas fuertes de sexo de sus protagonistas. «Me he tirado a todo lo que se movía, me he metido de todo y aquí sigo», le dice Elton John a su madre, una de las «villanas» de su biografía.