ES NOTICIA EN ABC

Fin de la polémica: la justicia permite a Terry Gilliam estrenar su Quijote en Cannes

Un tribunal de París autoriza que «El hombre que mató a Don Quijote» cierre el Festival de Cannes

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El Tribunal de gran instancia de París ha puesto fin a la maldición del Quijote de Terry Gilliam, ex Monty Pyton, que podrá finalmente proyectarse el próximo día 19 en el Festival de Cannes.

«El hombre que mató a don Quijote» fue concebida originalmente en 1998, pero ha sido víctima de una de las historias más peregrinas y desafortunadas de la historia del cine: ocho intentos de rodaje fallidos, a lo largo de 19 años, que terminaron con un enfrentamiento a primera sangre judicial entre Paulo Branco, el penúltimo productor (portugués) del proyecto de Terry Gilliam, y el legendario director, actor y productor.

Un primer documental, realizado en 2002, contó con mucho brío los primeros proyectos iniciados y abandonados por Gilliam, comenzando por el que debían interpretar Jean Rochefort, Johnny Depp y Vanessa Paradis. Incansable, Terry Gilliam volvió a relanzar su idea original, recurriendo a personalidades como Robert Duvall, Michael Palin, John Hurt, Ewan McGregor y Jack O’Connell. Igualmente en vano.

Terry Gilliam terminó encontrando a los productores con los que el que finalmente realizaría el sueño épico de su vida, Gerardo Herrero, Mariela Besuievsky y Amy Gilliam. Y pudo volver a formar un equipo de actores con los que filmar su viejo proyecto, Jonathan Pryce (Don Quijote), Adam Driver, Olga Kurylenko, Joana Ribeiro, Stellan Skarsgård, Rossy de Palma y Sergi López…. Terminada la película, tras su rodaje en España y Portugal, en 2017, «El hombre que mató a don Quijote» todavía tuvo que sortear un nuevo y temible obstáculo.

El productor portugués Paulo Branco presentó una querella judicial contra Gilliam, considerándose víctima del proyecto del director inglés, que, a su modo de ver, habría «usurpado sus derechos». Días antes de la esperada sentencia del Tribunal de gran instancia de París, la prensa gala publicó que el director inglés habría sufrido un derrame cerebral y habría sido hospitalizado de urgencia, en Londres, donde reside habitualmente. Sin embargo, este extremo fue finalmente desmentido por la productora Tornasol, que confirmó que el cineasta permanecía en su casa esperando la sentencia, antes de viajar a Cannes. «Si bien no comentamos sobre asuntos de salud personales, podemos confirmar que Terry Gilliam se encuentra actualmente en casa preparándose para su viaje a Cannes la próxima semana en apoyo de "El hombre que mató a Don Quijote"», señaló la productora en un comunicado.

No es la primera vez que el personaje de Cervantes es víctima de incontables y desafortunadas peripecias. Otro Don Quijote legendario, el de Orson Welles, no pudo terminarse nunca, y tuvo que esperar mucho tiempo antes que un director español montase su propia versión del trabajo de Welles, con un resultado que sigue enfrentando y fascinando a varias generaciones de cinéfilos. Desde esa óptica, la obra de Terry Gilliam será recibida con anhelada expectación.