Es Noticia

De «Psicosis» a «Hereditary»: ¿Por qué nos da miedo lo que no vemos?

El cine no siempre ha necesitado mostrar todo para contar una historia aterradora y Ari Aster, director de «Hereditary», ha aprendido de ello

Toni Collete deja sin habla a los espectadores de «Hereditary»
Toni Collete deja sin habla a los espectadores de «Hereditary»
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El cine no siempre ha necesitado mostrar todo para contar una historia aterradora ¿o acaso alguien llegó a ver a la bruja en «El Proyecto de la Bruja de Blair»? Sombras, ruidos imperceptibles o la simple respiración del protagonista son algunos de los elementos que genios del cine de terror psicológico, como Roman Polanski en «La Semilla del Diablo» o M. Night Shyamalan en «El sexto sentido», han utilizado. Con ellos, consiguen estremecer a los espectadores que se han atrevido a ver una película en la que sabían que poco o nada iban a ver en pantalla del verdadero protagonista: aquello que nos causa miedo. Ahora, llega el turno de una nueva versión de este tipo de terror con «Hereditary», que llega a las salas de cine españolas este viernes 22 de junio.

Las grandes historias de miedo, como en todos los géneros, fueron escritas antes que llevadas a la gran pantalla. Edgar Allan Poe (que tanto inspiró a Roger Corman), Sheridan Le Fanu o Henry James son algunos de los escritores que experimentaron con aquello que provocar pavor a sus personajes, cambiando los enfrentamientos directos por acontecimientos plagados de sutileza y angustia. Deja de lado la sangre para enfrentarse a esa sombra que representa la amenaza que acecha. La escena que mejor ejemplifica esta congoja (y que cambió la forma en la que más de uno se ducha) aparece en «Psicosis», de Alfred Hitchcock. Es aquella en la que Marion Crane es asesinada en el baño por una sombra con un cuchillo.

Ese simple espectro consigue convertir al espectador en un personaje más, uno vulnerable ante la parte más oscura de la psique humana. Algo que todo el mundo posee porque ¿quién no ha visto una sombra por el rabillo del ojo o un objeto moverse cuando en realidad ahí no había nada como Michelle Pfeiffer en «Lo que la verdad esconde»? El terror no siempre reside en la oscuridad. Son muchas las películas que aprovechan de algo que para nosotros, a priori, es dulce e inofensivo para convertirlo en una amenaza. Wolf Rilla consiguió que el mundo entero mirase con inquietud a cualquier grupo de niños con «El pueblo de los malditos». Este sentimiento lo recuperó J. A. Bayona con «El orfanato», uno de los éxitos del género en nuestro país; aunque para referente español: «Los otros», de Alejandro Amenábar.

Más que una moda

El terror es un género que engancha, y esto es algo que tanto las distribuidoras como las productoras han sabido aprovechar bien, por eso nunca ha dejado de estar de moda. Este tipo de películas suele ser barato para aquellos que las hacen ya que no se contrata a actores populares para cerciorarse de que la historia no pierda credibilidad. Aún así, en los últimos años, es el psicológico el que ha cogido fuerza gracias películas como «The Babadook» o «Expediente Warren» o a la saga Insidious. 2018 está siendo un buen año para los amantes de este tipo de terror. Primero, vimos que «Un lugar tranquilo» apuntaba a ser la película del género más sorprendente del año. Sin embargo, el revuelo que «Hereditary» causó en el Festival de Cine de Sundance nos hace pensar que puede destronar a la «reina».

El filme del debutante Ari Aster relata la historia de Annie Graham, una galerista casada y con dos hijos que tiene que enfrentarse a la muerte de su madre. No solo era una mujer plagada de secretos, tampoco le dio una infancia feliz a Annie a causa de los problemas mentales que sufría. Mientras la hija menor de Annie empieza a ver figuras fantasmales, ella comienza a desentrañar secretos crípticos y cada vez más terroríficos sobre su ascendencia.

Pero, como buena película de miedo, cuenta con una gran acutación: la de Toni Collette (que ya sabe lo que es ser parte de una película terrorífica como «El sexto sentido»). Tal es la interpretación, que medios especializados, como «IndieWire», ya han pedido su nominación a Mejor Actriz para los Oscar. Las candidaturas y el éxito de películas atípicas como «Déjame salir», «Moonlight» o «La forma del agua» han creado esperanza entre los seguidores del género de terror de que su película favorita podría estar en dicha gala.

De momento, «Hereditary» ha conseguido el apoyo de gran parte de la crítica internacional. «La película de terror más traumática de los últimos años. Te atrapa con un terror real, inexplicable», dice la crítica de «AV Club». Ahora, hay que esperar a ver cómo reaccionan los espectadores, aunque solo con la taquilla que ha conseguido en Estados Unidos ya se ha convertido en la que más ha recaudado de la productora y distribuidora A24 («The Florida Project» o «Lady Bird»).