Es Noticia

Los problemas de la última película de Alfonso Cuarón en México: enfrentamientos con la Policía y un herido

La situación fue tan complicada durante el rodaje que varios ciudadanos agredieron a los miembros del equipo de «Roma», la próxima cinta que estrenará el oscarizado director

Momento del rodaje de «Roma» en el centro Ciudad de México
Momento del rodaje de «Roma» en el centro Ciudad de México - EFE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La producción de la película «Roma», el próximo filme del oscarizado cineasta mexicano Alfonso Cuarón, se disculpó hoy por las molestias causadas en la Ciudad de México durante el rodaje del filme, que provocó cortes de tráfico, un incidente con la Policía y hasta un herido, según la prensa.

El equipo de producción del largometraje, el primero que Cuarón rueda en México desde «Y tu mamá también» (2001), informó en un comunicado de que «lamenta las molestias que generó el cierre de la calzada México-Tacuba (una avenida de la capital) el domingo y lunes pasados».

En noviembre del año pasado, miembros del equipo de rodaje denunciaron agresiones por parte de policías de Ciudad de México

«Intentamos minimizar los inconvenientes causados por nuestra filmación y logramos completar las escenas que requerían el cierre del tramo entre Circuito Interior Bicentenario y Maestro Rural un día antes de lo previsto», explica la nota. «Sin embargo, inevitablemente nuestra filmación fue causa de molestias y disrupciones, y por ello queremos pedir una disculpa a todas las personas afectadas», matiza.

La masacre estudiantil del «Halconazo»

Los productores argumentan que el cierre de la vía México-Tacuba resultó «indispensable para recrear los eventos del 10 de junio de 1971», en alusión al tema central de la cinta, una masacre estudiantil ocurrida aquel día y conocida como el «Halconazo».

En esa avenida, que para filmar las secuencias fue cerrada al tráfico y ambientada con automóviles y autobuses de aquella época, se encuentra la Benemérita Escuela Nacional de Maestros.

En sus inmediaciones el 10 de junio de 1971 estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Instituto Politécnico Nacional (IPN) salieron a las calles para exigir al entonces presidente mexicano, Luis Echeverría (1970-1976), libertad política y la democratización de la enseñanza.

La manifestación pacífica terminó en una masacre por la irrupción del grupo paramilitar «Los Halcones», que abrió fuego para reprimir a los estudiantes, lo que dejó al menos 22 muertos, numerosos desaparecidos y medio centenar de heridos.

Una mancha en la historia del país

Según los responsables de «Roma», aquel suceso dejó «una dolorosa llaga» en la historia del país «que, como tantas otras, de épocas más recientes, debe permanecer viva en la conciencia y la memoria de los mexicanos».

Además de disculparse, la producción de «Roma» también agradeció «a los cientos de extras que participaron soportando largas jornadas bajo el sol y en especial a los vecinos, comerciantes, vendedores ambulantes, transportistas y autoridades» que les «apoyaron tan generosamente».

Vuelta a México tras «Y tu mamá también»

El primer rodaje en 15 años en México de Cuarón, ganador del Óscar al mejor director en 2014 por la cinta «Gravity», no ha estado exento de problemas.

En noviembre del año pasado miembros del equipo de filmación denunciaron agresiones por parte de policías de Ciudad de México en el barrio Tabacalera.

Explicaron que cortaron la circulación de vehículos en calles con conos de señalización, para lo cual, dijeron, contaban con permiso de la Comisión Federal de Cinematografía, y que agentes empezaron a retirar los conos y subirlos a un vehículo, antes de agredirlos y quitarles algunos objetos personales. Superado el incidente, la filmación se trasladó a otros puntos de la capital.

Según el diario El Universal, en los últimos días uno de los extras que interpretaba a un represor en la recreación de la histórica manifestación estudiantil se tomó demasiado en serio el papel y lesionó de levedad a otro que representaba a uno de los manifestantes.