Es Noticia

Premios Goya 2019 El conmovedor mensaje tras el Goya de «Campeones»: «En pocos meses, hemos pasado de llamarles discapacitados a campeones»

La cinta de Javier Fesser gana el premio a Mejor Película en los galardones por excelencia del cine español

El equipo de «Campeones», tras ganar el Goya
El equipo de «Campeones», tras ganar el Goya - AFP
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Cuando en su trono, «El Reino» se relamía en su victoria en los Premios Goya 2019, el último premio de la noche fue tan inesperado como merecido. «Campeones», que hasta entonces solo había ganado dos de los once «cabezones» a los que optaba, se llevaba el galardón a Mejor Película y condecoraba el trabajo de Javier Fesser y su equipo de la mejor manera posible.

La cara de sorpresa de Pedro Almodóvar y sus «Mujeres al borde de un ataque de nervios», Rossy de Palma, Loles León y Julita Serrano, encargados todos ellos de entregar el trofeo, lo decía todo. «¡Te lo he dicho, te lo he dicho!», gritaba León, visiblemente sorprendida, cuando Almodóvar abrió el sobre. La decisión de la Academia de Cine no podía ser otra: «¡Campeones!», proclamó el director.

En ese instante, subió al escenario Javier Fesser, acompañado del equipo de producción de su filme. Su semblante no podía expresar mayor emoción. «Estoy muy feliz de la gran acogida que ha tenido mi película, porque creo que ha aportado mucho a nivel social. Hace solo unos meses, para referirse a personas como las que protagonizan mi película, la gente hablaba de ellos como discapacitados. Después, como personas con discapacidad. Y ahora se ha acuñado un nuevo término: “Campeones”», expresó el cineasta, conmocionado.

En ese aspecto, el director agradeció «a todo el universo de las personas con discapacidad». Esos «Campeones» que, en sus palabras, son «personas que son capaces de defender aquello que aman y en lo que creen» y que ahora, han escalado hasta el Olimpo del cine español gracias a su trabajo y capacidad de superación. «Nunca suelo mencionar a mis padres en este tipo de cosas, pero en este caso sí que quiero hacerlo por haberme educado en los valores en que lo han hecho».

Emocionado, Fesser también aplaudió las cualidades de las personas con discapacidad y su mundo, «que sale del corazón» y no de la cabeza, antes de que pidiese a todos sus «Campeones» que subiesen al escenario a celebrar el premio con él. Un gesto a la altura (y nunca mejor dicho, por eso de que el largometraje se enfoca en el baloncesto) de un director magnífico a nivel cinematográfico y personal.