ES NOTICIA EN ABC
Halloween

«Poltergeist», la verdadera historia del rodaje maldito más popular de la historia del cine

Varios actores murieron en diversas circunstancias tras su paso por el plató donde se grabó la saga

Escena de «Poltergeist»
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Una familia de clase media se muda a un barrio idílico, concretamente a una casa preciosa donde vive esta joven pareja con sus tres adorables hijos. Todo parece perfecto hasta que los fenómenos paranormales hacen acto de presencia. Por si no la han reconocido, esta es la trama de «Poltergeist» (1982). Una película que marcó un antes y un después en nuestra forma de entender el miedo. Pero esta adorable familia no fueron los únicos que sufrieron «circunstancias paranormales». Delante y detrás de las cámaras sucedieron cosas terribles.

Son muchos los que cuentan que los rodajes de la saga «Poltergeist» estaban malditos: sets de grabación que se quemaban sin explicación, objetos que desaparecían sin que nadie los tocara... Pero también son muchos los que dicen que son solo leyendas. Lo que no pueden negar es la serie de catastróficas desdichas que sucedían cada vez que finalizaba un rodaje.

Cuatro meses después de terminar de rodar la primera entrega de «Poltergeist», la actriz Dominique Dunne, que interpretaba a la hermana mayor de Carol Anne, fue asesinada a manos de su expareja John Swenney. De hecho, «Poltergeist II» está dedicada a su memoria (y eso que su personaje no es ni mencionado, simplemente desaparece de una película a otra).

Pero no es la única muerte prematura que salpicó a la saga de «Poltergeist». Según han revelado algunos de los miembros del rodaje de la segunda entrega, Will Sampson hizo varios rituales en el plató para eliminar maldiciones ya que el rodaje, esta vez sí, fue un cúmulo de accidentes. De hecho, Julian Beck, que interpretaba al sacerdote Kane, falleció durante el rodaje a causa de un cáncer de estómago. El equipo de la película supo aprovechar su aspecto lúgubre para dar más verosimilitud a su papel como «reverendo obsesionado con el fin del mundo». Poco después, falleció Taylor, un brujo indio al que daba vida el propio Will Sampson, debido a una complicación renal durante su postoperatorio.

La leyenda negra no acaba aquí. La tercera entrega también estuvo teñida por la muerte de uno de los miembros del reparto. La pequeña Heather O´Rourke fue la víctima de «Poltergeist III». La actriz que interpretó a Carol Anne durante toda la saga comenzó a sentir dolores estomacales durante el rodaje. A consecuencia de estos, falleció. Tenía 12 años. El motivo de su muerte fue una extraña enfermedad que los médicos fueron incapaces de detectar a tiempo: estenosis congénita. Tan poco fue el tiempo que paso entre el final del rodaje y la muerte de Heather O´Rourke que cuando la productora MGM le pidió al director Gary Sherman que repitiera el final, ella ya no estaba.