ES NOTICIA EN ABC

«Pokémon: Detective Pikachu»: El fenómeno cobra vida

El filme basado en la aclamada saga llega a España ante las expectativas de los fans

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La franquicia Pokémon es una máquina de generar dinero. La saga, concebida en sus inicios como un videojuego para GameBoy, no tardó en demostrar su capacidad de penetración en el mercado cuando aquel conjunto de seres fantásticos capitaneados por su personaje más icónico, Pikachu, se convirtió más pronto que tarde en una auténtica mina de oro: «merchandising», cómics, series, películas e incluso tiendas confirman a diario que el filón, de momento, está lejos de agotarse.

Aunque Pokémon ha dado lugar a casi una veintena de películas, la recién estrenada «Detective Pikachu» es la primera que cuenta con actores reales. Su director, Rob Letterman, no afrontaba un proyecto sencillo y el beneplácito de la comunidad fan era importante. La producción, para la que Letterman ha trabajado mano a mano con los creadores originales de Pokémon, cuenta, de momento, con el visto bueno de la crítica especializada de Japón y EE.UU., donde la cinta se estrenó el pasado tres de mayo con gran éxito en taquilla.

El protagonista de «Detective Pikachu» es Justice Smith («Cada día», «Jurassic World»), quien se mete en la piel del joven Tim Goodman en el que, hasta la fecha, es uno retos más ambiciosos de su corta trayectoria. Junto a él completan el filme rostros como los de Bill Nighy, Rita Ora o Ryan Reynolds. Este último, de hecho, es la verdadera alma de la película: un adorable Pikachu que ha perdido la memoria y que, junto a su nuevo dueño, Tim, debe resolver una extraña desaparición en la que las cosas no son como parecen.

El toque de Ryan Reynolds

Precisamente, la presencia de Reynolds en la producción de Warner ha sido uno de los grandes puntos a favor del filme de cara a la comunidad fan, que ha visto en el Pikachu encarnado por el actor a un ser entrañable y con chispa, capaz de mantener el ritmo y los momentos cómicos en los poco más de cien minutos de metraje. «Cada segundo en ‘Detective Pikachu’ es un acto de amor», confesó el intérprete canadiense tras el estreno.

Los efectos especiales son, sin duda, otro de los platos fuertes de «Detective Pikachu». La película, que mezcla la acción real con la animación generada por ordenador, afrontaba el reto de reproducir no solo a Pikachu sino también a multitud de seres del universo Pokémon que, para deleite de los seguidores de la franquicia, aparecen por doquier en la producción de Warner: Psyduck, Eevee, Mewtwo, Cubone, Bulbasaur, Machamp, Charizard, Squirtle o Arcanine son solo una muestra de las criaturas recreadas para la ocasión y que campan a sus anchas en Ryme City, el lugar ficticio en el que transcurre gran parte de la acción.

No es «Detective Pikachu» una película concebida únicamente para los fans de la franquicia japonesa aunque, si el lector es seguidor del fenómeno, apreciará numerosos guiños a la saga. De momento, el éxito inicial de «Detective Pikachu» ya ha llevado a Warner a anunciar que habrá una segunda parte, cuyos guiones correrán a cargo de Oren Uziel, responsable de las tramas de «Sonic: la película», otro filme basado en un popular videojuego, en este caso de SEGA, y que verá la luz a finales de este año.