ES NOTICIA EN ABC

Peter Jackson: «He ayudado con el guion de la serie de "El señor de los anillos" de Amazon»

El cineasta produce la distópica «Mortal Engines» y dirige «They Shall not Grow Old», un documental sobre la Primera Guerra Mundial

Peter Jackson, durante la presentación de «Mortal Engines»
Peter Jackson, durante la presentación de «Mortal Engines»
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Peter Jackson (Nueva Zelanda, 1961) recibe a ABC en los estudios de Universal en Los Ángeles. Mientras camina por lugares que huelen a cine, charla sobre la última película que ha producido, «Mortal Engines», una superproducción de más de 100 millones de dólares cuya historia ha adaptado de la novela de Philip Reeve junto con Fran Walsh y Philippa Boyens, la terna de guionistas con la que ganó el Oscar en 2003 por «El señor de los anillos: El retorno del rey». Cansado de dirigir tras las películas de «El Hobbit», Jackson pidió a su amigo Christian Rivers (especialista en efectos especiales y ganador de un Oscar por «King Kong») que se pusiera tras la cámara en «Mortal Engines» mientras él se centraba en el guion y la producción del filme. Pero Jackson, en realidad, nunca ha parado. Desde 2014 se ha dedicado a preparar «They Shall Not Grow Old», un espectacular documental con material inédito de la Primera Guerra Mundial que ha coloreado y restaurado con una técnica nunca vista. Así, la guerra de trincheras aparece como si se hubiera grabado hoy con una cámara actual de 4K. «They Shall Not Grow Old» se estrenó en Estados Unidos cinco días después de «MortalEngines» convirtiéndose en el documental más exitoso en taquilla de los últimos tiempos. Además, durante la conversación con ABC, Jacksonadelantó que participará en el guion de la serie «El señor de los anillos» que está preparando Amazon.

P - ¿Por qué eligió convertirse en director?

R - Soy un tipo con suerte. Mis padres me regalaron una cámara Súper 8 cuando tenía nueve años y desde entonces no he dejado de filmar. Amaba ver películas de Ray Harryhausen, amaba a «Jason y los Argonautas», a «King Kong» y las películas de fantasía. Nunca jamás pensé que me convertiría en el realizador que adaptase a Tolkien. Sólo quería inventar mis propias historias.

P - Es un creador de universos cinematográficos y vuelve con un mundo mágico a la gran pantalla... ¿Por qué decidió no dirigirla?

R - Leí los libros en 2007. Me encantó el personaje de la joven protagonista, Hester Shaw, y su originalidad. Es un mundo con ciudades que se desplazan, no se parecía a nada de lo que había visto antes. La adaptación es siempre la parte más difícil del trabajo de un guionista porque tiene que editar la historia. No se trata de explicar demasiado lo que ves, algo que deben hacer los libros, en el cine se trata de mostrar la historia en imágenes. Sin embargo, tampoco puedes escribir las líneas del guion con titulares. Para mí, los temas más importantes, y que siempre encuentras en mis películas son poder, la fe, el coraje y el heroísmo. Cualquier película futurista debe ser atemporal y hablar de todo aquello con lo que nos identificamos. Ese es el secreto.

P - Hay muchos mensajes en su película, uno de ellos son los niños a los que se les separará de sus padres. Obviamente es un tema político de actualidad. ¿Cuál es el mensaje?

R - Bueno, no soy un tipo de mandar mensajes desde la pantalla. Lo que queremos decir está dentro de la película. Es el mundo futuro que podemos encontrarnos si seguimos así. Es una declaración a favor del medio ambiente, contra el consumismo de los recursos. Estamos devorando el planeta sin mirar más allá de lo inmediato, sin medir las consecuencias. En algún momento el petróleo se agotará y los recursos naturales que estamos explotando se agotarán. Ese es un tema que me interesa. «El señor de los anillos» era similar porque nació en un momento en el que el mundo y la magia de lo antiguo se estaba desvaneciendo. En casi todas mis películas hay formas de vida que desaparecen para dar la bienvenida a otro sistema... Y nosotros estamos llegando al fin de nuestra civilización tal y como la hemos conocido durante varios siglos, nos guste o no, el cambio está cerca y nadie puede hacer nada al respecto.

P - Ahora que estamos en plena negociación del Brexit, sorprende que el villano de su película esté directamente relacionado con la ciudad de Londres...

R - Inglaterra siempre se ha caracterizado por alimentarse de otras culturas. La metáfora es muy clara. El darwinismo municipal es el tipo de filosofía dominante que este mundo muestra y honra tanto a las grandes ciudades como a las pequeñas. Moralmente está justificado la elección de la ciudad. A veces los presidentes o los jueces del Tribunal Supremo, o las grandes ciudades, no son tan humanas como esperas que sean (se ríe).

Peter Jackson regresa a la Tierra Media

Amazon Studios está trabajando en la producción de la serie de «El señor de los anillos», que tendrá cinco temporadas con un presupuesto de un millón por capítulo. Se espera que el rodaje se alargue durante dos años.

P - ¿Se ha involucrado en el guion de la serie de «El señor de los anillos»?

R - Me llamaron, pero no tengo experiencia en el medio de la televisión. Ofrecí mi ayuda para desarrollar los guiones, por si la necesitaban en algún momento, pero rechacé la responsabilidad de tener el control de algo que nunca antes había hecho. Les he ayudado con el guion, pero una serie de esas características necesita una persona experimentada. Yo estoy entusiasmado con la serie y, desde luego, no he cerrado la puerta a Amazon. Estoy agradecido porque quieran hacer la serie y que la hayan desarrollado en el mismo mundo que las películas.

P - Cuando se triunfa a lo grande como usted con «El señor de los anillos», ¿ese éxito influye en las decisiones de sus proyectos futuros?

R - Una pregunta muy adecuada... Es cierto que después de un gran éxito no puedes pensar con claridad. Soy consciente de que cualquier cosa que haga ahora no va a superar el triunfo de «El Señor de los anillos». Probablemente nunca vuelva a hacer una película tan exitosa y estoy de acuerdo contigo, mis decisiones no la relativizan. Sin embargo, busco incesantemente repetir el éxito de «El Hobbit». No claudico, aunque sepa que es prácticamente imposible. Quiero hacer buenas películas, sean grandes, pequeñas o de cualquier tema, esa es realmente la presión que tengo; hacer una buena película y no creo que haya llegado a la cima.

P - ¿Tiene un Hobbit en su casa?

R - Sí, lo tengo en mi finca de Nueva Zelanda. Allí sigue en el jardín.

P - ¿La tecnología actual le permite plasmar todas sus ideas en la pantalla, o todavía existen limitaciones?

R - No, cualquier cosa que puedas imaginar ahora se puede filmar. Pero como director tienes una responsabilidad hacia el guion. Se trata de entretener al público. Las audiencias no solo se entretienen con la tecnología. Creo que no hay necesidad de exagerar con los efectos visuales, porque el corazón está en los personajes y las emociones. Las posibilidades visuales son ilimitadas, porque puedes imaginar cualquier cosa y ponerla en una película, esperemos que los directores vuelvan a centrarse en las historias y los personajes.