ES NOTICIA EN ABC
Cine de los 80

Películas de los 80 que no necesitan «remake»

Las grandes productoras juegan con la nostalgia para traer conocidos filmes de los 80, pero hay títulos que siguen tan vigentes como el primer día

Escenas de «Regreso al futuro», «Armas de mujer», «Bitelchús» y «E.T»
Escenas de «Regreso al futuro», «Armas de mujer», «Bitelchús» y «E.T» - Montaje ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Las grandes compañías juegan con la nostalgia y los últimos años se ha vivido un resurgimiento la década de los 80. Las carteleras se han nutrido de «rekames» y «reboots» de grandes títulos que marcaron la década, como «Los Cazafantasmas» (1984) y recientemente «Chucky, el muñeco diabólico» (1988). Hollywood apuesta con determinación por regresar al pasado para rescatar las mejores películas y personajes que marcaron la ya lejana década de los excesos y es que tal vez esta etapa tenga tanto éxito porque supuso la apertura y los avances tecnológicos que hicieron posibles la distribución mundial de títulos de cine y televisión.

Las producciones de los 80 han pasado de ser consideradas productos para «frikis» a títulos de culto. Ejemplo de ello es «Blade Runner», que volvió en 2017 en un nuevo título llamado «Blade Runner 2049», en esta ocasión seguida de varios galardones como dos Oscar a la mejor fotografía y efectos visuales. Toda una excepción a la regla, no todas las cintas de esta década vuelven a nuestros días con tanto éxito. Y es que, que una secuela o «reboot» sea calificado como «buen cine» es casi misión imposible. Estamos tan acostumbrados a las viejas películas que cualquier cambio en los personajes o la trama puede hacer que las nuevas producciones hagan aguas. Fue el caso de la vuelta de «Cazafantasmas», cuyo estreno en 2016 fue muy criticado, empezando porque el elenco protagonista solo contaba con rostros femeninos. Aunque el filme no logró los datos esperados en taquilla, reavivó la imagen de una cinta icónica, de la que son objeto de merchandising su logotipo, sus famosos villanos Moquete y el marinerito de los Marshmallows e incluso de ropa de los protagonistas. A lo que hay que sumar, que siguen conmemorando la serie en conciertos de orquestas filarmónicas, con su banda sonora.

Sin duda, revivir viejas glorias puede resultar un negocio rentable y esto lo saben las plataformas streaming, que también se han rendido ante la imagen de esta década con títulos como «Stranger Things», «Glow» e incluso «Narcos» en sus dos primeras temporadas.

A pesar del lucrativo afán de las productoras muchos títulos siguen tan vigentes como el primer día. Es el caso de «Regreso al futuro», saga que últimamente ha acaparado muchos titulares por su posible vuelta, aunque no hay nada cerrado; «Los Goonies», también en boca de todos por el tributo a este divertido largometraje en la serie «Stranger Things» y «Cuando Harry encontró a Sally», la historia de una larga amistad, que terminará uniendo a los protagonistas. La pareja interpretada por unos jovenes Meg Ryan y Billy Crystal nos dejó una de las escenas más recordadas en la historia del cine.

«Regreso al futuro» (1985)

Fue catalogada como obra maestra juvenil siendo una producción de Steven Spielberg. Tuvo muy buenos resultados en taquilla, lo que permitió que regresara en una segunda y tercera parte con más aventuras de viajes en el tiempo que no decepcionan. Está protagonizada por Michael J.Fox y es considerada un iconos de los 80, que encumbró al intérprete como actor de moda en aquellos años.

«Los Goonies» (1985)

Esta película ambientada con la música de Cyndi Lauper, uno de los iconos de la música ochentera, se ha convertido en un referente de la época y 30 años después de sus estreno conserva fans en todo el mundo. Además aultimamente su popularidad va en aumento por el tributo que le hizo «Stranger Things».

«16 velas» (1984)

La famosa actriz de los 80, Molly Ringwald da vida a la protagonista, una joven tímida que conseguirá llamar la atención del chico que le gusta.

Esta película fue una de las que lanzó al estrellato a su actriz principal, una chica con melenita pelirroja que causó furor entre los adolescentes del la época. También trabajó en los conocidos títulos de la época «El club de los 5» y «La chica de rosa». En la actualidad forma parte del reparto de «Riverdale» interpretando el papel de Mary Andrews.

«El club de los 5» (1985)

Es una de las películas más importantes de comedia adolescente. Tuvo muy buena acogida en su estreno y los críticos señalaron que la trama y los personajes representaban el ambiente en los institutos de la época.

«E.T» (1982)

El guión inicial de esta producción fue pensado como una película de terror, pero Spielberg pensó que no era la mejor manera para que funcionara. Este cambio hizo que la productora que tenía los derechos escindiera el contrato, porque pensaban que el nuevo libreto era muy blando. Esta situación la supo aprovechar Universal Studios, que se hizo de oro tras el estreno.

«Bitelchús» (1988)

Este fue uno de los primeros éxitos del aclamado director Tim Burton. Con un argumento entre la comedia, la fantasía y el terror en el que un matrimonio de fantasmas contrata los servicios de un especialista en asustar mortales.

Sorprendentemente sigue pareciendo original, a pesar de que fue uno de los cimientos del sello del director en su larga carrera. Destaca por su contraste entre el color y la oscuridad entre las escenas más divertidas, aunque también dando algún que otro susto. Obtuvo un Oscar al mejor maquillaje y fue nominada a los premios BAFTA también por el maquillaje y los efectos especiales. Este mismo año se anunció su vuelta de la mano de Burton, aunque todavía está por confirmar.

«Flash Dance» (1983)

Este drama romántico tiene como protagonista a una joven huérfana, pluriempleada que luchará por cumplir sus sueño de ser bailarina profesional. Sin duda, los mejores momentos de esta cinta son los que tiene como protagonista el baile. De hecho, ganó el Oscar a la mejor canción original, con el tema titulado «What a Feeling», de la intérprete Irene Cara.

«Big» (1988)

Este icono del cine de los ochenta fue rechazado por Spielberg. Es una entrañable historia sobre la nostalgia de la infancia en la madurez. Su protagonista es Josh Baskin, interpretado por Tom Hanks, un niño cansado de que sus padres no le tomen en serio y que las chicas no le hagan caso. Una noche encuentra una máquina de los deseos en una feria, que le concede lo que él más anhela, ser mayor.

Esta divertida y entrañable historia fue elogiada por la crítica, del que destacaron el trabajo del joven Tom Hanks, que incluso fue nominado al Oscar como mejor actor.

«Cuando Harry encontró a Sally» (1989)

Esta comedia romántica desarrolla la historia de cómo se conocieron Sally y Harry. El protagonista estaba convencido de que no podía existir la amistad entre un hombre y una mujer, pero ella piensa lo contrario. A pesar de ello, pasan años y su relación continúa. Esta trama trata las relaciones de amistad y amor con tanta naturalidad que sigue siendo un referente del que destacan sus geniales diálogos y lo cómico de la cotidianidad.

«Armas de mujer» (1988)

Una cinta que puso una piedra al movimiento feminista, con una protagonista que luchará con astucia para conseguir sus objetivos. Protagonizada por Melanie Griffith, en el papel de Tess, una joven de origen humilde, aunque inteligente y ansiosa por triunfar en el mundo de los negocios, que no pasa de ser secretaria. Esta estratega aprovechará el momento en el que su jefa (Sigourney Weaver) se va de viaje para suplantar en su puesto.

Destaca por la actuación de Griffith en una comedia divertida que fue nominada a los Oscars en la categoría de mejor película, mejor protagonista y mejor banda sonora con el tema «Let the river run» de la intérprete Carly Simon.