ES NOTICIA EN ABC

El pasado y el presente de «Mamma Mia»: la evolución de Meryl Streep a Lily James

La segunda película del musical con las canciones de ABBA llega a los cines este viernes

Los protagonistas de «Mamma Mia: Una y otra vez» tras un número musical
Los protagonistas de «Mamma Mia: Una y otra vez» tras un número musical - Universal
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Aunque cueste creerlo, han pasado diez años desde el estreno de «Mamma Mia! La película». Un tiempo en el que el musical con las canciones de ABBA se ha convertido en una cinta para revisitar cuando se quiere pasar un buen rato frente a la pantalla. Fiel a ese espíritu, llega este viernes a nuestros cines «Mamma Mia: Una y otra vez», la segunda entrega que promete mantener la brillantez de la primera película. «El musical y la primera película cuentan la historia de una familia y de una amistad, y dejan claro que uno debe creer en sí mismo. Ahora, con "Una y otra vez" descubrimos cómo las relaciones que se formaron en el pasado afectaron a Donna y a las Dínamos, a Sophie y a sus tres posibles padres», desvela la productora del filme, Judy Craymer.

Os dejamos algunos de los detalles que marcarán «Mamma Mia: Una y otra vez», con el regreso del personaje de Dona, a la que da vida Meryl Street en su versión madura y Lily James en su versión de joven: En 1979, la valiente y animada joven Donna Sheridan (Lily James), y sus amigas Tanya (Jessica Keenan Wynn) y Rosie (Alexa Davies), conocidas como Donna y Las Dínamos, acaban sus estudios en la Universidad de Oxford. Donna se embarca en un viaje por Europa hasta acabar en la isla griega de Kalokairi, donde encontraría su destino.

De camino conoce a dos atractivos muchachos: Harry (Hugh Skinner), que está en París para hacerse con los «modales europeos», y Bill (Josh Dylan), que se ofrece para llevarla a la isla en su velero. Una vez allí aparece Sam (Jeremy Irvine), tan heroico como apuesto, y Donna no tarda en enamorarse. La felicidad de Donna es tan palpable como contagiosa. Decidida a establecerse en la isla, encuentra trabajo cantando en una taberna local y se instala en una casa en el campo. Sin embargo, cuando descubre que Sam va a casarse con otra, se le parte el corazón. Tanya y Rosie llegan para salvar a su amiga, pero parece ser que no necesita que la rescaten. Se despide de ellas con una gran sonrisa y llena de optimismo porque acaba de saber que está embarazada.

Viaje al presente

En la isla de Kalokairi en la actualidad: Sophie Sheridan (Amanda Seyfried), con el apoyo de su padrastro (Pierce Brosnan), que también es uno de sus posibles padres, se ha dedicado a hacer realidad el sueño de Donna (Meryl Streep): renovar la taberna hasta transformarla en el magnífico hotel Bella Donna en su honor.

Sus dos grandes amigas, Tanya (Christine Baranski) y Rosie (Julie Walters), llegan a la isla para la inauguración del hotel, pero su director, el Sr. Cienfuegos (Andy García), avisa de que se prepara una tormenta tremenda. Sophie se desespera porque todos sus planes se desvanecen por culpa de la lluvia y el viento y peor aún, ningún barco puede zarpar ni acercarse a la isla.

Rosie y Tanya intentan consolar a Rosie. El sol sale, la tormenta se aleja y aparece una maravillosa flotilla en el mar azul rumbo a la isla: son unos ciento cincuenta pescadores que vienen a celebrar la apertura del hotel en compañía de Bill (Stellan Skarsgård), Harry (Colin Firth) y Sky (Dominic Cooper), el novio de Rosie. La alegre reunión se ve interrumpida por la llegada inesperada de Ruby (Cher), la deslumbrante abuela de Rosie.

Ante el hotel Bella Donna, donde todo empezó, la unión de Sophie con su madre es más fuerte que nunca. Cuando la fiesta está en su apogeo, rodeada de música y de sus seres más queridos, Sophie les revela a todos que Sky y ella también tienen un secreto que desean compartir...